Escucha esta nota aquí

Las filas de autobuses y camiones se extienden a ambos lados de la ruta Cochabamba-La Paz. El puente de Parotani (Cochabamba) continúa, por segundo día, cerrado al paso de vehículos como medida de protesta y presión por parte de los productores agrícolas de los valles cochabambinos. Ellos exigen al Gobierno medidas efectivas para salvar el sector frente a un contrabando creciente.

Los bloqueadores han tapado la vía con promontorios de tierra que restringen el paso por el puente, a escasos metros del retén de Suticollo. Con la acción de protesta, se impide el tránsito entre Cochabamba y La Paz. Numerosas flotas y camiones aguardan una solución pronta para poder continuar su viaje y llegar a sus destinos.

Las personas que buscan superar el bloqueo a pie deben recorrer más de una hora caminando para superar los puntos cortados en la vía y proseguir su camino en otros medios de transportes.

Los bloqueadores aguardan la llegada de autoridades de Gobierno para retomar un diálogo que ya se produjo hace un mes atrás, pero no se materializó en medidas efectivas para frenar el contrabando de productos de consumo alimentario, especialmente de hortalizas, que afectan directamente al sector.

Con anterioridad, productores de los Valles cruceños también realizaron medidas similares para protestar por el incremento de contrabando de alimentos que ingresan al país de manera irregular y llegan a los mercados. El menor precio de estos productos compite en la comercialización de las cosechas pertenecientes a los agricultores nacionales.

Los productores afectados pedían a las autoridades ejecutivas mayor control en el ingreso de estos productos y habilitar créditos preferenciales que desahogara la presión económica sobre el sector.

Comentarios