Escucha esta nota aquí

El lunes se celebrará un homenaje póstumo para monseñor Eugenio Scarpellini, obispo de El Alto, que falleció ayer en la madrugada tras dos paros cardiacos y después de confirmarse que padecía de Covid-19.

José Fuentes, vocero de Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), informó que será oficiada una eucaristía en la catedral. “Por la necesidad de tener reuniones restringidas, optaremos por los medios de comunicación para que este acto de despedida llegue a todos los hogares de Bolivia”, dijo en entrevista con la red Unitel.

Diferentes sectores y personalidades, tanto en Bolivia como en el extranjero, lamentaron el deceso del religioso de origen italiano, que fue un actor clave de los diálogos de pacificación durante el conflicto electoral de la pasada gestión.

Fuentes también explicó que la familia de Scarpellini en Bérgamo (Italia) ya recibió la noticia y estuvo al pendiente de todos los procedimientos médicos que se realizaron desde que se confirmó que el prelado padecía de coronavirus, hace un par de semanas.

“Ayer nos hemos comunicado con su familia, que ha recibido la noticia con sorpresa y dolor, porque él estaba mejorando y nos encontramos con esta fatal noticia. La familia en todo momento ha estado unida y participando de las decisiones sobre su salud y lo que se hará con el cuerpo, en este momento tan difícil”, agregó el portavoz de la Iglesia Católica.