Escucha esta nota aquí

Los propietarios del cuarto piso de la vivienda que se incendió en la zona de Villa Fátima, en la ciudad de La Paz, producto de un nuevo enfrentamiento entre cocaleros y policías, acusaron a los uniformados de haber iniciado el fuego cuando dispararon gases lacrimógenos contra los campesinos de Los Yungas.


“Que la Policía se haga cargo de este incendio, están atacando a las casas”, reclamó un miembro de la familia que vive en ese cuarto piso. Esa persona mostró el agujero de la ventana por donde ingresó el proyectil de gas, lo que supuestamente inició el incendio en el inmueble. 


Hoy a las 15:00, aproximadamente, se incendió el cuarto piso de una casa ubicada en la calle Tajma y avenida Ramiro Castillo, a dos cuadras del mercado de ​​la Asociación Departamental de Productores de Coca (​​Adepcoca). Los enfrentamientos se habían iniciado tras un nuevo choque entre cocaleros y la Policía. Los uniformados, según videos colgados en redes sociales, lanzaron gases para dispersar a los manifestantes.

La madre del afectado relató que la casa pertenece a su hermana e intentó ingresar cuando se advirtió del incendio, pero los policías le impidieron el paso y la gasificaron, según relató. Al darse cuenta, la Policía trajo el vehículo antimotines Neptuno e intentó apagar el incendio desde distintos lugares, porque la fuerza del agua no llegaba a esa altura.


“Cómo pues, yo estoy queriendo abrir la puerta, estaba trayendo agua y me gasifican. La Policía me ha echado más gas”, relató la mujer afectada en medio del susto que estaba pasando porque en ese departamento vivía su hijo.


Minutos después y cuando el fuego había sido controlado, la familia permitió el ingreso de los medios de comunicación para constatar los daños y mostraron las vainas del gas lacrimógeno y los ventanales por donde ingresaron.


Uno de los jefes policiales dijo a los medios de comunicación que los gases que disparan no provocan fuego y acusó a los campesinos de lanzar cachorros de dinamita. Un bombero entrevistado dijo que recién iniciarán las investigaciones para determinar el origen del incendio, aunque los propietarios reiteraron la acusación en contra de los policías que gasificaban a los cocaleros de Los Yungas.



Comentarios