Escucha esta nota aquí

Esta semana se deben reunir la Asociación de Conjuntos Folklóricos de Oruro (ACFO), el Comité de Etnografía y Folklore, y el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), que son las tres instituciones llamadas por la ley No. 602 para organizar el Carnaval de Oruro para definir qué ocurrirá con la versión 2021 de esta festividad devocional. 

"Estaríamos sentándonos: Jacinto Quispaya (presidente de la ACFO) y su directorio; Oscar Elías (presidente del Comité de Etnografía y Folklore) y su directorio; la primera autoridad (Saúl Aguilar); y mi persona, para debatir y definir cómo vamos a encarar la organización del Carnaval de Oruro 2021", señaló la autoridad cultural, Silvia Padilla.

Cada año, miles de devotos danzantes convergen en la ciudad de Oruro desde los últimos días de octubre, como anuncio del inicio de la fiesta en devoción de Nuestra Señora, la virgen del Socavón. Esta concentración de personas es mayor los fines de semana de octubre, desembocando en febrero o marzo en el mismo carnaval. 

Esta probable aglomeración de personas genera bastante preocupación en varios sectores de la sociedad, más aún cuando la pandemia todavía se mantiene en actividad plena y según palabras de las autoridades del área de salud, no es recomendable retornar este tipo de actividades.

La propuesta que se maneja desde el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), es que las actividades que se desarrollen enmarcadas en la Obra Maestra, deberían cumplirse de manera virtual, de esta manera se daría la importancia que merece el Carnaval de Oruro y no se dejaría de celebrar, cuidando primordialmente la salud de la colectividad.

“Simplemente he dado a conocer una postura de la Secretaría Municipal de Cultura, que ha sido elevada al alcalde municipal Saúl Aguilar, en una nota oficial esta semana, con una propuesta del desarrollo de un carnaval virtual. Esta postura debe ser consensuada por las tres instituciones llamadas por ley”, refirió la secretaria municipal de Cultura. 

El presidente de la ACFO, Jacinto Quispaya, aún no quiso referirse ni siquiera al Primer Convite o al mismo Carnaval de Oruro 2021, porque las disposiciones de restricciones por la pandemia varían cada mes. Si algo se realizaría de manera virtual, en primera instancia sería la Primera Velada, misma con la que se da inicio a todas las actividades de la Obra Maestra.

“Lo primero que tenemos es la Primera Velada que hacemos a la Virgen (del Socavón), entonces como directorio estamos considerando que esta primera actividad, necesariamente tendrá que ser una Velada Virtual y para el Primer Convite hay varias alternativas, pero eso lo vamos a decidir cuando tengamos las nuevas disposiciones”, remarcó Quispaya.

La postura de la Secretaría Municipal de Cultura es promocionar el Carnaval de Oruro a nivel internacional a través de las redes sociales y canales internacionales, con una megaproducción cinematográfica, con la participación de danzantes, pero sin público.

Estamos proponiendo una gran producción cinematográfica del Carnaval de Oruro, claro que la vamos a grabar con todos los protocolos de bioseguridad, con la participación solamente de danzarines, cero público, acortando la ruta y presentándola oficialmente por las redes sociales y canales de televisión internacionales el día Sábado de Peregrinación”, enfatizó Padilla.

Los músicos de las bandas también esperan saber si habrá o no, Carnaval. “El Carnaval (de Oruro) es algo incontrolable, primero es una gran concentración de gente tanto de danzarines, músicos y público que se quedan hasta altas horas de la noche. La misma Policía no tiene la capacidad de controlar a la gente, entonces tenemos que ver este tema de la pandemia, ´para no arriesgar la salud de ninguno de los actores”, refirió Quispaya.

Salud 

Realizar una actividad de gran magnitud como es el Carnaval de Oruro, significaría un peligro latente para la salud, según evaluó el responsable de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Oruro, Roberto Amusquivar, quien considera desatinado pensar en estos momentos la realización de la celebración folklórica y devocional.

Habría que hacer un análisis de los casos que se están reportando. Lógicamente, cualquier concentración de personas puede generar problemas en su salud. El Primer Convite podría generar esta situación, gran concentración de personas y aglomeraciones que incrementarán los casos (de Covid-19)”, refirió Amusquivar.

Si bien las personas hablan de que, al tener una vacuna, muchas actividades se podrían retomar de manera normal, el experto en salud explicó que esto no garantiza la desaparición de la enfermedad, pero toda hipótesis es un argumento aún no comprobado, porque no se sabe a ciencia cierta el comportamiento real del Covid-19.

Es el mismo comportamiento de la influenza, que ya se da de manera endémica cada año en un periodo determinado, igual va a pasar con esta enfermedad, lógicamente se va a contar con vacunas, medicamentos y demás, pero se van a seguir presentando casos”.

Historia 

Para los que pensaron que el Carnaval de Oruro se desarrolló de manera ininterrumpida, existen registros de que no se realizó por lo menos por cuatro años consecutivos, según recordó el investigador e historiador orureño, Fabrizio Cazorla, quien recordó que no hubo esta celebración durante la Guerra del Chaco.

Esta contienda bélica se registró entre 1932 y 1935, por lo que se retomó la celebración del Carnaval de Oruro en 1937, según archivos históricos.

Vigencia

La celebración de la Obra Maestra, para muchos debe superar todo obstáculo, por lo que las autoridades trabajan para que su desarrollo no perjudique a la salud pública. El Carnaval se cumplirá, pero no cómo en gestiones pasadas.

“Decir al mundo que el Carnaval de Oruro sigue vigente, el Carnaval de Oruro no es simplemente una fiesta patronal o una fiesta ritual, es una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad y es la mayor representación que tiene Bolivia a los ojos del mundo en este ámbito, entonces debe seguir vigente”, enfatizó Padilla.

Hace un poco más de un mes, las festividades de la Virgen de Urkupiña (Cochabamba) se realizaron de manara virtual por primera vez en su historia. Todas las actividades se transmitieron por la página en Facebook GAM Quillacollo y Urkupiña Turística.