Escucha esta nota aquí

Al menos cinco vehículos de la Policía fueron incendiados en medio de fuertes disturbios que estallaron en el barrio paceño de Villa Fátima, donde los cocaleros de los Yungas mantienen una vigilia para "recuperar" el mercado legal de Adepcoca.

El incendio se produjo en el módulo policial que está ubicado en el Puente Minasa, un sitio concurrido donde se encuentra la terminal de buses que se emplea para viajes a las provincias de los Yungas de La Paz y al departamento del Beni.

El coronel Marco Navia, director del batallón de Bomberos Antofagasta, informó que el fuego fue controlado “para evitar daños colaterales al vecindario”. Precisó que el fuego no afectó la infraestructura del módulo policial, donde estos automotores estaban aparcados.  

De acuerdo con varios testimonios, el incendio se produjo luego de que varios manifestantes ingresaran a esas instalaciones policiales.

Los productores, tanto del sector afín al dirigente Armin Lluta como de una facción del MAS, reclaman la “devolución” de su sede sindical, donde además funciona uno de los mercados para comercializar la hoja de coca de manera legal.

Los manifestantes denunciaron que en la manifestación "hubo infiltrados" y aseguraron que mantendrán la vigilia. Durante la protesta, los cocaleros hicieron detonar cachorros de dinamita.

La Policía mantiene custodiado el sitio desde el lunes cuando se produjo la elección de Arnold Alanes como nuevo presidente de Adepcoca. Este dirigente no es reconocido por todas las organizaciones cocaleras de La Paz, pero fue validado por el Gobierno. 

Este nuevo estallido de violencia se produce en momentos en los que se espera el inicio de diálogo entre cocaleros que se disputan la dirección de Adepcoca a instancias de una iniciativa del presidente en ejercicio David Choquehuanca.

Comentarios