Escucha esta nota aquí

Las autoridades policiales del departamento pidieron a la población tener la mayor precaución a la hora de vender sus vehículos, e incluso de elegir dónde estacionarlos y a quiénes confiarlos para que los trabajen como taxis, esto porque muchos propietarios sufrieron el robo de sus motorizados y algunos esperaron varios meses para recuperarlos.

Una experiencia amarga fue la que vivió Óscar Jiménez, quien tenía la intención de vender su vehículo para agrandar su negocio en la agricultura; sin embargo, la confianza que depositó en su amigo terminó decepcionándolo, ya que este le robó el carro.

Jiménez contó que en noviembre pasado ocurrió el robo de su vehículo; esperaba que su amigo le devuelva el motorizado, pero cuando perdió las esperanzas decidió movilizarle para recuperarlo; denunció el hecho a la Policía y su carro apareció en Sucre.

“Nosotros teníamos en venta la movilidad y un conocido nuestro, un amigo mío de muchos años, me dijo que supuestamente su tío estaba interesado en comprarlo y quería verlo. Le dimos el vehículo y después nos manifestó que quería ver la documentación, le dimos todo por la confianza que había, pero nunca más apareció”, relató Jiménez.

La víctima, que pensaba vender su vehículo en $us 17.000, no vio el dinero y terminó denunciando el hecho. Finalmente, se enteró de que otra persona compró de buena fe el motorizado y estaba utilizándolo en Sucre.

“El hombre que lo tenía es un ingeniero que no sabía que el vehículo fue robado, el comprador terminó estafado, igual que nosotros”, mencionó.

Jiménez cree que, con la documentación, su amigo falsificó un poder e hizo un trámite mediante notaría, porque el hombre que compró la movilidad mostró los documentos y que hizo todos los trámites necesarios para proceder a la compra.

“Parece que falsificaron la documentación, sacaron el poder y mediante notaría hicieron la transferencia, pero apareció en Sucre. Nosotros primero actuamos de buena fe, esperando que nos devuelvan el vehículo, primero nos decía que ya nos entregarían, luego que estaba en prenda, pero al final no ocurrió nada”, dijo.

Afortunadamente, el comprador hizo un depósito bancario por la compra de la vagoneta, por lo que la Policía continúa investigando a los autores, para dar con las personas que cometieron el hecho.

“Era mi amigo de confianza, pero parece que ya se enteró de que se recuperó la movilidad y huyó a Brasil. Ni su familia quiere decir algo, pero otros amigos también dicen que fueron estafados por él en la compra y venta de joyas y de otras cosas”, agregó el hombre.

Por su parte, el director de la Dirección Departamental de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos (Diprove), Julio Cesar Cossío Camacho, indicó que este tipo de actuar de los delincuentes que se dedican al robo de motorizados es frecuente, por lo que instó a los dueños a cerciorarse a quiénes entregan la documentación de sus bienes.

“Diprove recibe las denuncias por robo de vehículos, accesorios o por hurto de los mismos y se realizan diferentes actividades operativas y de inteligencia para recuperarlos y devolverlos a sus propietarios”, explicó Cossío.

Durante las investigaciones se ha logrado identificar a las personas que se dedican a estas actividades ilícitas. En lo que va del año, en Santa Cruz al menos 19 personas fueron capturadas por robar movilidades.

“El propietario debe tener cuidado al elegir a quién ofrece su vehículo, incluso para darlo a trabajar como taxi, porque los delincuentes lo roban o cometen otros robos en la ciudad”, alertó el jefe policial.

Recomendó, además, que las movilidades sean guardadas en los garajes de la ciudad, y si los estacionan en las calles, que no sean en lugares solitarios u oscuros.

En el caso de las motocicletas, sugirió que las aseguren con cables acerados u otros mecanismos de seguridad. “Hemos recuperado los vehículos robados en la ciudad, en otros municipios, e incluso en otros departamentos el país”, precisó Cossío.

Comentarios