Escucha esta nota aquí

Luis Arce Catacora es el mandatario 67 de la historia del país. Nació el 28 de septiembre de 1963 en La Paz y creció en una familia de clase media. Entre 1996 y 1997 obtuvo un Máster en Ciencias Económicas de la Universidad de Warwick, en la ciudad británica de Coventry.​

Arce se tituló como economista en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en 1991, cuando el país enfrentaba la llamada etapa de "ajuste estructural", mejor conocida como el tiempo del nuevo liberalismo, que estaba basado en el achicamiento del Estado, según reseña ABI.​​

Hace 15 años, Arce no tenía vistas de llegar a ser ministro o autoridad cuando participó  en el diseño del plan de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), mismo con el que llegó al poder por primera vez con Evo Morales a la cabeza. 

Trabajó junto al Carlos Villegas, un economista que estuvo a cargo de la política de hidrocarburos durante una buena parte del primer gobierno del MAS. Villegas falleció en 2015, cuando presidía la estatal petrolera YPFB.


En 2005, junto a Villegas trabajó en el diseño de modelos econométricos basados en una mayor presencia del Estado en la economía nacional que permitieron visualizar la factibilidad de la política de nacionalización. ​​Tras el primer triunfo de Evo Morales, en las elecciones generales de 2005, Arce fue invitado a ser ministro de Economía. 

Hasta ese momento no tenía pensado llegar a ese puesto, debido a que su carrera profesional la había desarrollado en otras esferas. Así, fue ministro entre el 23 de enero de 2006 y el 24 de junio de 2017. Retornó a ese cargo en enero 2019 y se mantuvo en él hasta noviembre de ese año. Estuvo de manera intermitente debido a problemas de salud.

El llamado delfín político de Evo Morales se declara seguidor de las ideas del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz. 

Trabajó 18 años en el Banco Central, donde ocupó diversos cargos. Tiene un perfil más tecnócrata que político. También se dedicó a la docencia y dictó numerosos cursos en universidades de Bolivia y el exterior, entre ellas Harvard, Columbia y la Universidad de Buenos Aires.

Bajo el mandato de Morales, Bolivia elevó su Producto Interno Bruto (PIB) de $us 9.500 millones anuales a 40.800 millones y redujo la pobreza del 60% a 37%, según datos oficiales y de los que se jacta el masismo.

Pero sus detractores también recuerdan que durante su liderazgo en el Ministerio de Economía llevó a que el país tenga un déficit fiscal negativo, se observe el aumento de la deuda externa y la dependencia de los hidrocarburos y minerales.