Escucha esta nota aquí

Marcial Fabricano lideró uno de los mayores movimientos indígenas por la reivindicación de sus derechos. En 1990 participó en la primera Marcha Indígena por el Territorio y la Dignidad, en la que 300 personas fueron desde Trinidad a La Paz a pie en busca de reconocimiento y respeto a sus tierras.

Luego de la marcha, que duró 34 días y recorrió más de 600 kilómetros, se logró establecer un ordenamiento jurídico que reconocía sus territorios, la aprobación de la primera ley ambiental y la creación de áreas protegidas.

Fabricano dirigía entonces la Central de Pueblos Indígenas del Beni. Después presidió la Central Indígena de Pueblos del Oriente Boliviano (Cidob) y fue candidato a vicepresidente por el Movimiento Bolivia Libre, partido que obtuvo el 3% de los votos.


En 2011, Fabricano fue uno de los rostros visibles del movimiento que se oponía la construcción de una carretera por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y fue crítico al gobierno de Evo Morales, a quien acusó de haber "desmontado" las conquistas de los pueblos indígenas y de "descuartizar" sus territorios, según una entrevista con la Agencia de Noticias Fides.

Fabricano nació en San Lorenzo de Moxos, en Beni, hace 77 años y está casado con Ruth Ortega. Según reportes de periodistas de Trinidad, uno de los hijos del matrimonio dio positivo al test de Covid-19 hace una semana y anoche, sábado, el líder indígena fue internado en el Centro Centinela de Trinidad con síntomas del virus.

Sus familiares indicaron que se encuentra estable y a la espera de los resultados de la prueba de Covid-19. Mientras tanto, otras personas que tuvieron contacto con él se encuentran aisladas por seguridad.

Beni es uno de los departamentos más afectados por el virus, pese a que fue el último en el que se reportaron casos. Entre este viernes y sábado, los casos se duplicaron y suman 191 infectados.