Escucha esta nota aquí

Juan Ramón Quintana, exministro de Evo Morales, afirmó el miércoles que el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, tuvo que movilizar a “su base fascistoide” para no acudir a declarar ante la Fiscalía por el caso de supuesto 'golpe' de Estado que promueve el MAS.

La exautoridad, que estuvo en Sucre para presentar su libro ‘La contraofensiva imperial’, aprovechó para criticar a los medios de comunicación y a la Iglesia Católica, por los hechos registrados en 2019.

Dentro de su intervención también se refirió al exlíder cívico cruceño, que debía arribar esta jornada a La Paz, para presentarse ante el Ministerio Público, sindicado por terrorismo, conspiración y sedición, por la caída de Evo Morales.

“Cuando se cita por el Ministerio Público a un golpista, resulta que tiene que movilizar a toda su base fascistoide de un crápulo fascista, para ellos es persecución política”, consideró, de acuerdo a Correo del Sur.

También se refirió a la XI marcha indígena que permanece en Santa Cruz, atribuyéndola a un intento de arrebatarle al MAS el discurso de los derechos de los pueblos indígenas, “haciendo marchar a sus peones pagados”.

No hay democracia que tenga posibilidades de permanecer de pie sino se la defiende en las calles. Compañeros, si alguien me convence que hay alguna manera de mantener de pie la democracia sin pelear le doy mi cabeza por un botón”, agregó.

Comentarios