Escucha esta nota aquí

El exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, caldea el ambiente de polarización y crisis política que atraviesa el país con una serie de declaraciones que generan polémica en redes sociales. En esta ocasión arremetió contra el gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, a quien tildó de "pinche empresario", a quien acusó de querer salvar sus empresas "tumbando al Gobierno", del cual Quintana era parte.

“¿A quién se entregó el poder en 2019 en Bolivia? a (Luis Fernando) Camacho, un pinche empresario quebrado, ladrón, que la única manera de salvar sus empresas era tumbando al Gobierno (de Evo Morales)”, apuntó el exministro en una reunión con las bases del Movimiento Al Socialismo (MAS) en La Paz.

Además, el hombre de confianza del expresidente Morales expuso que todos los golpes del Estado gestados en Bolivia, desde 1964, tienen "la factura del imperio norteamericano” y pidió que le "corten la cabeza" si ocurría lo contrario. "Las características de estas dictaduras son la masacre y la persecución", explayó.

"No hay ningún golpe en Bolivia que se haya llevado a cabo sin la venia del departamento Defensa de EEUU", enfatizó en referencia a las dictaduras del siglo pasado, las cuales se dieron, según su criterio, “contra los gobiernos progresistas”.

Asimismo, Quintana afirmó que la “nueva estructura” de hacer golpes incorpora a empresarios como Camacho, la Iglesia, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y el propio EEUU, entre otros, situación que también se vivió en otros países de la región.

El exministro volvió a la palestra en los últimos meses, después de permanecer en calidad de asilado durante casi un año en la residencia de la Embajada de México en la ciudad de La Paz (tras la salida de Evo del Poder). Fue acusado de ser uno de los autores intelectuales del fraude electoral detectado en las fallidas elecciones de 2019.

En medio de la polarización, otro que 'echó leña al fuego' fue el propio presidente Luis Arce Catacora, quien sostuvo que la "derecha" es el principal enemigo de Bolivia y que esta le teme al MAS, por lo que las bases del partido azul deben permanecer unidas para que la oposición no se reagrupe.

Reacciones

Poco después de que se hicieran públicos los insultos de Quintana, Camacho salió a responderle vía Twitter: "Quintana es parte de la rosca masista que hizo fraude y luego corrió a esconderse en una embajada. Hasta su propio partido lo repudia por cobarde. Fiel a su estilo, seguramente cree que insultando y regando mentiras va a lograr que se fijen en él para volver a ser ministro".

Además, el gobernador electo de Santa Cruz sostuvo que es triste que el exministro, a quien calificó de no tener "escrúpulos", aparezca para generar confrontación y violencia como una forma de "arrastrarse detrás del poder".

Otro que también rechazó los insultos de Quintana y que usó la misma red social fue el expresidente Tuto Quiroga: "Capitán América, el ex-alumno de la Escuela de Fort Benning-Georgia, el ex-asesor de Kieffer y ex-erradicador de coca, el Castrista converso, el autor de la masacre de Porvenir, el cobarde que se escondió en Embajada de México, ahora reaparece para que no lo expulsen del MAS".

Comentarios