Escucha esta nota aquí

El coronel Aníbal Rivas Guzmán, quien fuera comandante del Batallón de Seguridad Física Privada Estatal -durante los hechos de 2019- se constituyó en el quinto alto oficial de la Policía en ser dado de baja. A diferencia de los anteriores jefes policiales, Rivas denunció varias irregularidades durante su proceso.


“Nunca tuve miedo, menos ahora, voy a defender mi integridad (…) Voy a apelar ante instancias superiores, primero el Tribunal Disciplinario Superior y luego presentaré un amparo constitucional, con el que tengo todas las de ganar porque desde ahora estoy denunciando todas las irregularidades en el proceso (…) hasta los derechos de mis hijos han vulnerado publicando sus fotos. Espero que la justicia cumpla su papel”, declaró el jefe policial al diario El País de Tarija.


Hasta el momento, ya fueron dados de baja el general, Yuri Calderón, los coroneles Nelson Flores y Aníbal Rivas; el mayor, Jhamil Sandy Gonzales y el capitán, Marcelo Gutiérrez, luego de que en enero de este año el Viceministerio de Descolonización presentara una denuncia contra 26 uniformados por el motín policial de 2019.


Rivas Guzmán denunció que la tipificación de falta disciplinaria no se ajusta a su caso, pero no escucharon sus cuestionamientos. Aseguró que la denuncia en su contra se basa en un CD que fue bajado de redes sociales y que al ser examinado no se pudo constatar su fiabilidad. También dijo que la existencia de ese CD se conoció en la audiencia y no tuvo conocimiento previo.


El coronel Rivas fue uno de los primeros oficiales que apareció en los medios de comunicación proclamando el motín policial con el grito, “quién se rinde, quién se cansa” que se popularizó en todo el país durante los hechos de octubre y noviembre de 2019, luego de las fallidas elecciones presidenciales por fraude.


“Hay unos siete u ocho jefes de la Policía que incluso se han hecho condecorar como ‘héroes de la democracia’ en actos en el Patio del Cabildo, en la Casa Dorada, en actos donde a mí ni me invitaron. Pero ahora, ¿dónde están ellos?, ¿por qué solo a mí me procesan?” cuestionó el exjefe policial.


Las bajas de los cinco oficiales se produjeron en primera instancia, es decir en los tribunales disciplinarios departamentales y todos anunciaron que apelarán ante el Tribunal Superior de la Policía Boliviana donde harán valer sus derechos.



Comentarios