Escucha esta nota aquí

Después de que sistemas de salud del exterior empezarán a aplicar con éxito las vacunas del Covid-19, pero que se detectaran reacciones alérgicas en algunos pacientes que conllevaron a recomendar que quienes tengan este tipo de antecedentes eviten vacunarse, también existe otra corriente que explica que todo inmunizador genera estas reacciones en un mínimo número de pacientes. EL DEBER consultó a diferentes especialistas para conocer su criterio y hay coincidencias.

El exjefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, explicó que cualquier biológico puede generar alguna reacción en las personas, ya que no todos tienen la misma capacidad inmunológica. Y tomando en cuenta que se aplicarán millones de dosis anticovid es probable que alguien pueda presentar algún efecto adverso. No obstante, el galeno recordó que todas las vacunas vigentes fueron probadas anteriormente en grandes grupos para evitar consecuencias mayores.

"Existe el Esavi, que es la notificación de efectos adversos a la vacunación e inmunización y ocurre con cualquier vacuna en vigencia; siempre puede haber reacciones y por eso se hacen las notificaciones y vigilancias epidemiológicas pera tener certezas", enfatizó Prieto.

El galeno explicó que hay personas que pueden tener reacciones a ciertos fármacos, por eso deben evitar en lo posible vacunarse. No obstante, de igual manera estas estarían protegidas si es que se llega a vacunar a la mayor parte de la población.

En contraste, el epidemiólogo Juan Saavedra explicó que las nuevas vacuna contra el Covid-19 fueron creadas con una nueva tecnología que no ha sido utilizada anteriormente, por lo que su composición es distinta y nueva a otros inmunizadores. Dice que, si alguien tuvo reacciones adversas, no se puede determinar si es que vuelva a atravesar este tipo de situaciones.

Para Saavedra, la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech ha demostrado tener un mayor porcentaje de eficacia respecto a otras y un buen margen de seguridad. "El porcentaje de personas que padezcan alergia va a ser igual al porcentaje de personas alérgicas a otras vacunas", subrayó.

Por su parte, el director del Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz, Marcelo Ríos, sostuvo que todos los medicamentos y agentes que puedan ingresar o invadir el cuerpo de una persona pueden generar algún riesgo, pero ya se ha demostrado que las vacunas tienen su beneficio.

"La vacuna contra el Covid-19 tiene otro tipo de estudios que nosotros no hemos recibido ni el prospecto ni las especificaciones, a diferencia de otras vacunas que se aplican en nuestro sistema de salud. Todavía no sabemos qué vacuna va adquirir el Gobierno de las que están en fase 3 o de otras que están en proceso", explicó Ríos, a tiempo de exponer que estos inmunizadores se aplicaron en miles de voluntarios y eso permitirá tener un criterio adecuado, lo importante ahora es acceder a la información sobre las vacunas.

Según el director del Sedes, si las personas ven riesgos en la vacuna deben asumir otras responsabilidades para evitar contagiarse y evitar contagiar a otras personas, pero el Gobierno debe determinar si la vacuna tendrá o no carácter obligatorio.

Entretanto, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, indicó que el hecho de que haya vacunas disponibles son un aliciente para el sector de salud y siempre que salen un nuevo inmunizador se presentan este tipo de casos y reacciones, las cuales son previsibles siempre y cuando no causen daños mayores en el organismo los pacientes. 

"Las personas con antecedentes alérgicos deben tener más precaución. Yo creo que la vacuna llegará a Bolivia a partir de marzo y falta tener datos sobre posibles daños que puedan traer. Hay que esperar tranquilos este tema", señaló Larrea.

Desde el exterior, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), organismo independiente británico que la semana pasada se convirtió en el primero del mundo en autorizar esta vacuna, ha aconsejado ahora que "las personas con un historial significativo de reacciones alérgicas no reciban" la dosis como precaución.

Sin embargo, todavía queda definir si la aplicación masiva de estos medicamentos causó efectos negativos en la población. Hasta ahora no existen reportes, salvos casos menores. A la vacuna de Pfizer se suman las vacunas de Oxford, la de AstraZeneca y la Sinovac. Bolivia todavía no definió cuál de ellas se aplicará a la población.

Comentarios