Escucha esta nota aquí

Los municipios de las ciudades capitales del país definieron, por separado, la restricción de horarios de atención y circulación como una de las principales medidas para enfrentar la cuarta ola de coronavirus que azota al país.


Las 05:00 de la madrugada fue el común denominador de los municipios de las ciudades capitales para que la gente inicie sus labores, así lo confirmaron las declaraciones de los responsables de salud. El final de la jornada varía de acuerdo a los acuerdos que lograron las autoridades con las organizaciones económicas de cada municipio.


Cochabamba fue el primer municipio en hacer conocer las restricciones de horario y dispuso que las personas, los locales y vehículos, máximo deben circular hasta las 23:30 porque a partir de las 24:00 hasta las 05:00 no se permitirá movimiento de personas o vehículos. “Las personas deben evitar las aglomeraciones”, resumió el alcalde Manfred Reyes Villa, a través de un boletín.


Horas más tarde, el alcalde de Potosí, Jhonny Llally, también hizo conocer una decisión similar y recomendó el uso de las medidas de bioseguridad en todas las actividades. Toda persona o vehículo debe transitar solamente hasta medianoche, a partir de medianoche las calles deben estar vacías hasta las 05:00, bajo control de la Policía y la guardia municipal”, dijo en contacto telefónico.


Las autoridades sanitarias de Santa Cruz también dispusieron la circulación de las personas desde las 05:00 pero hasta las 20:00 solamente y el cierre de las actividades nocturnas. Este departamento es el epicentro de la cuarta ola de Covid-19.


Lo mismo sucedió en Oruro donde el Alcalde Adhemar Wilcarani dispuso la circulación de vehículos y ciudadanos a partir de las 05:00 hasta las 22:00. La misma restricción rige para los locales comerciales.   

Más flexibles fueron las autoridades del municipio de Trinidad, quienes dispusieron la circulación de las personas desde las 05:00, pero hasta las 02:00 del día siguiente. La decisión se tomó en aras de preservar la economía, adujeron. No puede haber actividades en espacios cerrados y el aforo debe ser del 70%.


En el norte, las autoridades de Pando decidieron esperar hasta el 10 de enero, cuando se reúnan todas las autoridades municipales y departamentales para asumir una decisión que afecte a todo el municipio.


En El Alto, una de las ciudades más pobladas, aunque las autoridades instruyeron la restricción de horarios, los ciudadanos hacen oídos sordos de esas disposiciones pues no existe restricción de horarios y tampoco hay control en las actividades nocturnas.


 En La Paz, las autoridades del COEM aún no se pronunciaron y se prevé que una reunión en la siguiente semana dará lugar al anuncio de medidas. El alcalde Iván Arias ya propuso la restricción de horarios y la reducción de pasajeros en el transporte público.


Casi la misa decisión tomaron en el municipio de Sucre donde la principal preocupación es la ampliación de horarios para la vacunación y ratificar nuevamente aplicar las medidas de bioseguridad, al igual que en el resto del país.


 

Comentarios