Escucha esta nota aquí

La dirección de Régimen Penitenciario informó este martes que la expresidenta Jeanine Áñez no consume alimentos que son preparados al interior de la cárcel de Miraflores. Su familia le lleva comida cada día, para evitar cualquier susceptibilidad.

La información fue proporcionada por el director de esa instancia, Juan Carlos Limpias, quien lamentó que la exautoridad no se hubiera sometido a exámenes médicos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) ni accediera a realizarse un análisis del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa).

“Tenemos el prediario que se da, pero ella no está consumiendo la alimentación del centro penitenciario, en ese sentido, abriéndonos a la transparencia, hemos pedido que un miembro de la familia, si hay desconfianza, pueda traer la alimentación personalizada que la familia quiera brindar”, afirmó en entrevista con Bolivia Tv.

Explicó que en la víspera se tuvo una reunión con un informe preliminar de la misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. “Las recomendaciones que nos han hecho llegar de forma verbal ya han sido asumidas por régimen penitenciario, en base a criterios técnicos e informes médicos, siempre precautelando su salud”, destacó.

Recalcó que esa instancia cuenta con los documentos que comprueban que la expresidenta es revisada por un médico cada dos horas y media. Incluso tres profesionales sanitarios estuvieron atendiéndola cuando presentó el cuadro de hipertensión.

“Nosotros estamos precautelando por encima de cualquier cosa su salud, su seguridad, su integridad (…) Si estuviera sedada no sería posible que hubiera escrito esa carta, esta administración precautela no solo la salud de la señora Áñez sino de todos los privados de libertad”, agregó Limpias.

Comentarios