Escucha esta nota aquí

Jeanine Áñez amaneció estable tras recibir medicación, según informó este jueves el director Departamental de Régimen Penitenciario La Paz, Franz Laura. Ayer la exmandataria presentó un cuadro de presión alta y se planteó su traslado a una clínica.

“Hasta anoche estaba totalmente estable y esta mañana, igualmente está estable, en el transcurso de la noche se hicieron controles y en el último control registra una presión de 140-83, tiene un rango de normalidad y estabilidad en su salud”, dijo el funcionario.

Anticipó que en la mañana ingresará otro médico de turno, quien también hará seguimiento al estado de la exmandataria, que cumple un aislamiento de 14 días en la cárcel para mujeres de Obrajes, donde ingresó el lunes.

Anoche Áñez se descompensó y su familia exigió trasladarla a un centro médico, hecho que fue descartado por la administración del penal, debido a que se contaba con una profesional médica que podía atenderla.  

El parte médico:


“Ayer tuvo un alza de su presión, la doctora le administró medicamentos y ya está estable, se controló esa situación (…) Venimos de la defensa de los derechos humanos, por eso se ha instruido, no solo con ella sino cualquier otro privado de libertad, que no se escatimen recursos, para prever y estar atentos en relación a la salud”, remarcó el funcionario.

Detalló que la exjefa de Estado permanece en un ambiente aislado que cuenta con todos los servicios básicos. “Está recibiendo la visita de su abogado, como es su derecho, respetando el distanciamiento y la bioseguridad, ayer también fue visitada por una delegada de la Defensoría del Pueblo, que también verificó la medición de su presión y obviamente, como en cualquier centro, se tiene todos los resguardos”, garantizó Laura.

Comentarios