Escucha esta nota aquí

La Relatoría Especial para la Libertad Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este miércoles su “preocupación” ante la agresión a periodistas en Bolivia y pidió al Gobierno que garantice el desempeño de ese sector.

Mediante un comunicado en sus cuentas en redes sociales, el organismo internacional lamentó la detención de Carlos Quisbert, reportero de Página Siete, y las lesiones que sufrieron dos corresponsales de medios extranjeros, por la detonación de un gas lacrimógeno.

“La @RELE_CIDH manifiesta su preocupación ante los reportes recibidos sobre el uso de la fuerza pública y detenciones en contra de trabajadores de la prensa que cubrían el conflicto entre productores de hoja de coca en la zona de los Yungas, La Paz, ayer #21sept”, señaló.

Los mensajes:

Recordó que “en los días previos, esta Oficina también registró agresiones a reporteros en Santa Cruz y Cochabamba”, a quienes también se les obstaculizó su labor, tal como sucedió con Quisbert, que fue detenido por más de cinco horas.

“La Relatoría recuerda que la labor de periodistas en contextos de conflictividad social resulta crucial para mantener informada a la ciudadanía; por lo que llama al Estado a otorgarles el máximo grado de garantías a fin de que puedan cumplir su función con libertad y seguridad”, agrega el pronunciamiento.

Comentarios