Escucha esta nota aquí

Un hecho violento se registró la tarde de este miércoles en la frontera de Bolivia con Chile y la víctima fue un niño de 13 años. Según el personal médico del centro de Salud de Colchane (Chile), el menor identificado con las iniciales F. C. V. recibió un impacto de bala en el cuello.

Los familiares que trasladaron al niño hasta el recinto de salud aseguraron que este fue impactado por militares bolivianos, pero en territorio chileno en el sector de Panavinto. Después de ser atendido, el muchacho fue enviado vía aérea hasta el Hospital Regional de Iquique (Chile). 


Según los lugareños, los soldados bolivianos quemaron dos autos en el salar de Coipasa. Esta misma acción se realiza con los vehículos que ingresan de contrabando por este punto de la frontera entre Chile y Bolivia. Se desconoce si este hecho tiene que ver con el incidente del niño baleado. 

El alcalde de la municipalidad chilena de Colchane, Javier García Choque, declaró lo siguiente: Este es un caso grave porque involucra el uso de fuerza militar extranjera en territorio nacional. Por otro lado, más allá de las circunstancias que se están investigando, rechazamos el uso de esa fuerza letal y desmedida contra un menor”. 

Como municipio hemos atendido, a través del departamento de salud, las heridas del menor y le pedimos a las autoridades de ambos estados que conversen sobre el resguardo racional de la frontera.

EL DEBER conversó con el coronel Gonzalo Rodríguez, viceministro de Lucha Contra el Contrabando, quien informó que se encontraba en la línea fronteriza de Pisiga, pero no tenía conocimiento del hecho.


Comentarios