Escucha esta nota aquí

El representante de Derechos Humanos (DDHH) de El Alto, David Inca, cuestionó la labor de la Fiscalía al priorizar unas causas y mantener otras paralizadas y sin atención. El impulso del caso Senkata cntempla, según su conocimiento y lectura sobre el asunto, una manipulación política para justificar acciones mediáticas en el caso denominado “Golpe de Estado”.

Inca dio a conocer su molestia por la utilización partidaria de las víctimas de Sacaba y Senkata que se realiza por parte del MAS. De acuerdo a una nota de Erbol, el activista de los derecho humanos lamentó que el partido de Gobierno quiere imponer la idea de "golpe de Estado", bajo el argumento de que se busca justicia para las víctimas .

Lo curioso, destaca Inca, en que en la causa que lleva adelante la fiscalía solo se reconoce como víctimas a Evo Morales, Álvaro García Linera, Adriana Salvatierra y Víctor Borda. En el pliego de denuncia no se reconoce a las víctimas de Senkata que fallecieron o fueron heridas.

El representante de El Alto compara el avance de ambas causas judiciales. Mientras Senkata, que se abrió hace un año y siete meses, sólo se tiene dos cautelados dos generales de las Fuerzas Armadas; en el referido al supuesto “golpe de Estado” se “avanza con mucha prolijidad”, puesto que se tiene 13 imputados y tres cautelados: Jeanine Añez y dos de sus exministros.

“Entonces lamentablemente se ve aquí la manipulación política partidaria de utilizar a las víctimas para justificar algunas acciones mediáticas, pero del tema de (lograr) justicia no se está haciendo lamentablemente este trabajo”, señaló el activista que representa también a la Asociación de Víctimas de Senkata.


Comentarios