Escucha esta nota aquí

Unas 50 personas se reunieron en inmediaciones del Tribunal Electoral Departamental de Oruro para convocar a la población a que exprese su rechazo al actuar del gobierno con las detenciones de exautoridades y ciudadanos. 

Las personas, identificadas como Resistencia Civil de Oruro, diversos activistas asumieron la palabra para protestar contra lo que califican como persecución política.

Las demandas expresadas por los diversos oradores abarcan desde el reclamo por el fraude electoral en las elecciones subnacionales hasta el apoyo a las movilizaciones del sector salud. Los reclamos más persistentes se centran, eso sí, en la persecución de la expresidenta Jeanine Áñez, de exautoridades, así como de ciudadanos, en referencia a Yassir Molina.

Los autoconvocados hacen un llamado a retomar los cabildos como forma de organización y decisión ante lo que consideran "una cacería de brujas". Una integrante de la Resistencia Civil de Oruro propuso desconocer a las autoridades cívicas a las que acusa de ser serviles al MAS. Además, señalo que "no vamos a permitir persecuciones" y apeló al comportamiento ciudadano de los 21 días para hacer frente a la persecución política que impulsa el Gobierno.

En el mismo tenor, otro orador exigió a los políticos "que se hagan a un lado y no vengan a entorpecer el movimiento cívico". Como ciudadanos, convocan a todos los sectores y ciudadanos de a pie para que acudan a sus asambleas y cabildos a fin de que nadie los acalle. "Esta lucha es del boliviano, sea quien sea la autoridad. Nadie tiene derecho a hablar en nombre de los que luchan, a nombre de los bolivianos",  dijo otra de las manifestantes.

Comentarios