Escucha esta nota aquí

El grupo Resistencia Juvenil Cochala (RJC), que cobró notoriedad durante las movilizaciones después de las elecciones de octubre de 2019, se pronunció este martes, exigiendo la suspensión de los bloqueos en la zona de K'ara K'ara en Cochabamba, que perjudican el paso de camiones de basura hacia el botadero.

Yassir Molina líder de RJC, en tono pacificador, manifestó a los medios, que se veía en la necesidad de tener que pronunciarse, a solicitud de diferentes sectores de la ciudad de Cochabamba, puesto que sufren un ataque de parte de los movilizados. Hace más de siete días que se impide el paso de vehículos en la zona sur de la ciudad.

“Vemos que, hay un sector de los hermanos de K'ara K'ara, que está impidiendo el acceso de los carros de basura y genera un foco de infección innecesario en la ciudad de Cochabamba. Esto está afectando a la salud de todos los cochabambinos. Como Resistencia Juvenil, damos un plazo de 24 horas para que levanten sus medidas y dejen ingresar a los carros basureros”, declaró.

Antes que una confrontación, Molina propuso buscar un diálogo en busca de flexibilizar las medidas para evitar los focos de infección en Cochabamba. Pidió al Gobierno y a las autoridades departamentales que se pronuncien para solucionar la situación.

En todo caso, dijo que de ser posible, escoltarán a los carros basureros a que cumplan su cometido de llegar hasta el botadero de la ciudad.

El grupo juvenil impulsó protestas en esa ciudad, tras las Elecciones Generales del 20 de octubre y exigió la renuncia de Evo Morales por los supuestos comicios fraudulentos. En enero, fue calificado de racista por un grupo de campesinos. Inclusive, el ministro de Gobierno Arturo Murillo, manifestó que el grupo sería investigado y que no permitiría la formación de milicias.