Escucha esta nota aquí

El Gobierno y la Policía intensifican las tareas de rastrillaje en la zona de Huaca Huacani, en La Paz, donde se hallaron restos óseos enterrados en fosas comunes (hasta el momento se encontraron seis). De acuerdo a los reportes, se presume que los restos sean de adultos mayores y se descarta que se trate de un cementerio clandestino.

Así lo expuso el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Zamora, quien detalló que los restos no estaban dentro de cajas ni ningún otro material para decir que era un cementerio. Es más, estaban al ras de la tierra, es decir, "estos han sido llevados y tapados, no es que había un cementerio”, enfatizó. 

El viceministro señaló que los resto tienen una data de aproximadamente 10 años y que el hallazgo de las fosas comunes fue producto de varias denuncias que recibió la Policía Boliviana.  “Se ha podido encontrar algunos cráneos y demás restos de personas mayores, se excavó el 5%. Me preocupa y me asusta qué más podemos encontrar si sólo hemos excavado ese porcentaje en las fosas, vamos a continuar”, manifestó.

Vale recordar que desde el lunes, cuando hallaron las primeras fosas, la Policía encontró mandíbulas, costillas, piezas dentales con amalgama y otros restos que fueron colectados por los peritos del Instituto de Investigaciones Técnica Científica de la Universidad Policial.

La Policía maneja tres hipótesis sobre las muertes, una relación con el narcotráfico, un ajuste de cuentas  y algún móvil político; por ello, Zamora aseguró que, para el Ministerio de Gobierno, es fundamental determinar lo que ocurrió con los cadáveres hallados.

Por otro lado, el Ministerio Público abrió el caso por homicidio y existe la firme intención de llegar hasta el final de las investigaciones. Piden a la población presentarse ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) si tiene algún familiar desaparecido desde la época señalada.

Los trabajos técnicos de excavación se reanudarán en las próximas horas, en coordinación con los pobladores de la zona. La sexta fosa común se encuentra a tres kilómetros de las primeras que fueron halladas el lunes.

El lugar donde se desenterró los restos óseos está ubicado a 25 km de la calle 21 de Calacoto y a 45 kilómetros de la ciudad de La Paz. Pese a algunos reclamos por parte de los habitantes del lugar, quienes trataron de impedir los trabajos de investigación, un proceso de negociación dio lugar a que continúen las pericias.