Escucha esta nota aquí

Jeanine Áñez pateó el tablero electoral. Los principales frentes políticos que participan en las elecciones generales del 18 de octubre todavía asumían y estudiaban los resultados de diferentes encuestas y la mandataria decidió renunciar a su candidatura. 

Ahora vuelve a la palestra el difícil camino para que los adversarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) consoliden un frente único. Mientras, en el partido de Evo Morales aseguran que están diez puntos más arriba de los sondeos y confían en que Luis Arce puede ganar en primera vuelta. Ahora, todos pisan el acelerador en el reinicio de la campaña.

En Juntos había preocupación por los resultados de la última encuesta liderada por la Fundación Jubileo, que colocaba a la alianza Juntos, que postulaba a Jeanine Áñez en cuarto lugar con el 10,6% de intención de voto.

Ese sondeo fue el detonante para que Áñez decida alejarse de la contienda electoral. Esta decisión encontró a las demás organizaciones en pleno análisis de sondeos y acciones a seguir. Ahora, la idea del frente único para enfrentar al MAS resurge, pero piden que haya desprendimiento de, al menos, Luis Fernando Camacho.

Una fuente de Juntos en La Paz detalló que la decisión de Áñez se debe a que la intención es no dispersar el voto y evitar que el MAS retorne a Palacio Quemado. “Ahora la palabra la tienen los demás frentes en carrera, pero la palabra más importante es la de Luis Fernando Camacho, ya que si este candidato decide dar un paso al costado se estaría logrando ese sueño del frente único”, dijo la fuente de la alianza.

Y en ese análisis ingresa Carlos Mesa, presidenciable de Comunidad Ciudadana (CC), que ocupa el segundo lugar detrás del MAS en todas las encuestas. Ahora, la intención de los rivales del masismo es lograr que Camacho decline su candidatura.

El politólogo Marcelo Silva consideró que “uno de los más beneficiados” por la declinación de Áñez es Carlos Mesa, ya que ese voto migraría al inmediato rival del MAS, que en este caso es el expresidente, a quien la mandataria y su entorno vino criticando duramente los últimos días.

El análisis en Creemos

En Creemos no hay un análisis a fondo de la decisión que asumió Áñez. La alianza estudiará los efectos, ya que la declinación de la mandataria podría subir la preferencia electoral de Camacho.

Por ahora, en Creemos existe confianza por el trabajo realizado en el reinicio de la campaña. La encuesta coloca a esta alianza en tercer lugar con el 14,4%. 

La vocera de este frente, Roxana Lizárraga, señaló que este último sondeo muestra el trabajo que realizan Luis Fernando Camacho y Marco Pumari -binomio de Creemos- en diferentes regiones del país.

“Somos la nueva cara de la política, somos parte de ese pueblo que expulsó al tirano de Evo Morales y estamos seguros que podemos crecer más. Muchos viejos políticos quisieron adueñarse de esa lucha de 21 días, pero fue el pueblo a la cabeza de Camacho y Pumari que logró que el dictador huya del país”, dijo Lizárraga

En Comunidad Ciudadana (CC) existe prudencia sobre los resultados de las encuestas y sobre la decisión de Áñez. El candidato a la Vicepresidencia de este frente, Gustavo Pedraza, afirmó que la campaña “recién empieza” y que están seguros de que acortarán la diferencia con el MAS.

“Existe todavía un buen espacio para modificar y estamos seguros que vamos a crecer en apoyo ciudadano. Estamos empezando la campaña electoral con todas las dificultades y las normas que se han establecido”, detalló Pedraza.

Por su parte, Mesa, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, negó que haya sostenido una reunión con la cúpula de Juntos y aseguró que la única forma de ganar al MAS es con el voto. “La respuesta categórica es ni yo ni ningún representante de Comunidad Ciudadana ni ha tenido ni tiene planificado llevar adelante una reunión con representantes de la Presidenta (Jeanine Añez) y Juntos”, afirmó el postulante.

Mientras, en el MAS la meta es ganar en primera vuelta. La encuesta de Jubileo coloca a Luis Arce en primer lugar con el 29,2%. “Recibimos las encuestas con humildad y seguiremos trabajando para reconstruir la economía de Bolivia”, señaló el presidenciable masista. A un mes de los comicios, la ruta electoral está abierta.