Escucha esta nota aquí

Una reunión entre autoridades de los órganos Ejecutivo y Legislativo definirá el alcance de la ley del impuesto a las grandes fortunas, una promesa electoral que realizó en su momento el ahora presidente Luis Arce.

Freddy Bobaryn, viceministro de Coordinación Gubernamental, anticipó que esa será una de las primeras normas que considerarán los diputados y senadores, razón por la que se requieren los primeros informes para elaborar la norma.

“Uno de los temas que generó controversia en su momento y que fue una promesa electoral de nuestro presidente, fue el impuesto a las grandes fortunas, entonces, nos sentaremos para ver, evaluar en qué consistirá el trabajo legislativo para poder generar los primeros informes que cuantifiquen de cuánto se estaría hablando en cuanto a recaudación para el Estado”, dijo la autoridad.

Hace un par de días el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, adelantó que la disposición solo afectaría a unas 150 personas, generando una recaudación aproximada de 100 millones de bolivianos anuales.

“Tenemos que ponernos de acuerdo, hay varios temas que quedan en el tintero, tenemos que ver cuáles son los más importantes en el corto plazo, abordar para que de manera responsable se generen resultados concretos, para que el pueblo boliviano tenga la certeza que en los primeros 100 días se van generando algunas señales claras de hacia dónde avanza este Gobierno”, destacó el viceministro en entrevista con Unitel.

Lamentó también que la anterior administración no brindara informes claros sobre el estado de cada una de las dependencias estatales, señalando que ahora se hace un levantamiento de información sobre las deudas, contratos y hasta el estado de las aeronaves que dependían del Ministerio de la Presidencia, para ver cuál fue el uso que se les dio.