Escucha esta nota aquí

Un vocal de la sala penal segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca (TDJ) dispuso la detención preventiva por seis meses en San Roque, del líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, imputado por los delitos de organización criminal, daño al patrimonio histórico y otros.

El vocal Hugo Michel, revocó la determinación de la jueza Ximena Mendizábal que hace dos semanas ordenó que el imputado se defienda en libertad porque no encontró prueba suficiente para disponer que sea enviado a prisión preventiva.

Esta decisión fue apelada por el Ministerio Público. La anterior semana, los vocales Iván Sandoval y René Conde, ordenaron la inclusión de una prueba consistente en videos que supuestamente involucran a Molina en la comisión de delitos, lo que habría sido determinante para enviarlo a prisión.

Molina es la tercera vez se sienta en el banquillo de los acusados. La primera fue ante Mendizábal el 12 de marzo en la capital del país. Cuadro días después de ser liberado volvió a caer en manos de la Policía, pero esta vez en la ciudad de Cochabamba.

La noche del 17 de marzo durmió en una celda de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), pero al día siguiente la jueza Adonis Torrico, ordenó su libertad con medidas sustitutivas, entre ellas, presentarse cada 15 días ante la justicia, arraigo y comunicarse con los testigos que declararon dentro del proceso que se lleva en su contra.

La Fiscalía acusa a Molina por haber encabezado una manifestación y pintarrajeado la pared de la Fiscalía General en octubre de 2020, exigiendo la renuncia del titular, Juan Lanchipa.

Este martes, tras la audiencia de medidas cautelares en Sucre, Molina y su abogado José Enriquez, no dieron declaraciones a los periodistas por lo que se desconoce si apelarán o no la determinación de Hugo Michel, que mandó a la cárcel al joven cochabambino.

Comentarios