Escucha esta nota aquí

La exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero, afirmó en las últimas horas que en las reuniones celebradas tras la renuncia de Evo Morales, el 11 y 12 de noviembre de 2019 en instalaciones de la Universidad Católica de Bolivia (UCB), no se informó que Jeanine Áñez asumiría la presidencia del país.

La exasambleísta advierte que el memorial de la Subprocuraduría, por el caso de supuesto golpe de Estado, incurre en “imprecisiones”, distorsionando los diálogos que se produjeron para pacificar el país.

“Leí el memorial del Subprocurador en el caso golpe. En él se distorsiona lo sucedido en reuniones del 11 y 12 de noviembre 2019. Por mi responsabilidad con Bolivia aclaro que es impreciso afirmar que nos comunicaron que Jeanine (Áñez) sería presidenta y que tenía apoyo de FFAA”, reveló en su cuenta en Twitter.

Rivero sostiene que el 11 de noviembre de 2019, Adriana Salvatierra y Teresa Morales “no hablaron nada mientras no se garantizara la vida de Evo (Morales) y Álvaro (García Linera)”, explicando que al día siguiente se tocaron “procedimientos”, dejando en claro que debían conversar con la bancada del MAS en el Legislativo.

El tuit:

En medio de esas charlas, según la exdiputada, “a uno de ellos se les salió que tenían plan 'b', que no llegaron a conocer y que presuntamente se consumó en la tarde, cuando Áñez asumió la presidencia del Estado tras una sesión en el Senado y otra en el pleno de la Asamblea.

Actualmente está en marcha un proceso judicial contra la exmandataria, exjefes militares y policiales, y sus exministros por los sucesos registrados tras la dimisión de Morales, en medio de la convulsión social desatada en el país por las irregularidades en los comicios generales de 2019 y que luego fueron anulados por denuncias de fraude.

Comentarios