Escucha esta nota aquí

El exdefensor del Pueblo, Rolando Villena, falleció hoy tras más de una semana y media en la unidad de terapia intensiva de la clínica Los Andes de La Paz. Días antes de su internación, también perdió la vida su esposa Susana Susz, por complicaciones en los pulmones luego de que diera positivo al Covid-19. La pérdida generó profundo dolor. Incluso el expresidente Evo Morales, con quien fue muy crítico, expresó sus condolencias.

 Rolando Villena apareció en una ceremonia por la plataforma Zoom que la Iglesia Metodista, de la que él era obispo y pastor, ofreció tras la muerte de Susana Susz, la esposa y madre de sus hijos.

Esa fue la última vez que se lo vio en público. Estaba con oxígeno, junto a una de sus hijas y su nieto, también contagiados. Los tres oraban con los ojos cerrados, llenos de fe en ese momento de tremenda tribulación. 

Rolando Villena expresó cuán afectado estaba por la pérdida de Susana, pero manifestó la enorme fe y confianza en Dios que tuvo desde muy joven. Se refirió al pasaje de la Biblia que está en Filipenses 1:21 y que dice: “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”. 

Dijo que la muerte de su esposa era ganancia, porque ella estaba ya junto al Señor, y permanecerá con él una eternidad. “Pronto estaremos juntos”, expresó

Luego de que él y su pareja dieron positivo a coronavirus, una tomografía había reportado que los pulmones del exdefensor del Pueblo no estaban con un daño considerable. Todo se complicó con la partida de su compañera, que lo afectó mucho en lo anímico. 

Su situación de salud empeoró rápidamente. Una nueva placa de tomografía reveló que la enfermedad había avanzado y tomado casi el 80% de sus pulmones. Por ello fue ingresado a la unidad de Terapia Intensiva de la Clínica Los Andes de la zona sur de La Paz. Tras una semana y media de lucha, y pese a que su saturación había mejorado este sábado, se descompensó repentinamente y partió tras su amada, a las 20:20.

Dejó un legado no solamente en su Iglesia, sino en la sociedad como activista en DDHH. Fue elegido como el primer Defensor del Pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por la Asamblea Legislativa Plurinacional, el 13 de mayo de 2010, y fue el tercero en asumir ese rol, luego de Waldo Albarracín y Ana María Romero de Campero. Estuvo en ese cargo hasta 2016.

Rolando Villena Villegas nació el 23 de julio de 1947 en Potosí, radicó en La Paz por más de 35 años. Era teólogo de profesión y Obispo Emérito de la Iglesia Evangélica Metodista en Bolivia. Fue vicepresidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Cochabamba en 1978-1980. Presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb) en dos periodos discontinuos: 1986- 1990 y 2008-2010. 

Su trabajo fue reconocido dentro y fuera de Bolivia. EL DEBER lo reconoció como el Personaje Nacional 2013, con el Premio Patujú. A su vez, la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), en mérito a la defensa de los derechos ciudadanos, le otorgó el “Premio Libertad Juan Javier Zeballos Gutiérrez”, en 2015.

El 25 de septiembre se produjo la represión, de parte del Gobierno de Evo Morales a la Octava Marcha Indígena que se dirigía a La Paz en defensa del Tipnis, y que exigía que el Gobierno de Evo Morales desista de construir una carretera que lo atraviese.

Al día siguiente, el diario El País de España informó que el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, desmintió las versiones policiales y aseguró que tenía informes de que los agentes actuaron cuando los indígenas estaban a punto de cenar. Exigió a Morales el “cese inmediato de la violencia” contra los manifestantes, y lo mismo hizo la oficina de la ONU en La Paz. 

La marcha cumplía 41 días, y un día antes se vivieron momentos de tensión cuando un grupo de mujeres retuvo durante más de una hora al canciller David Choquehuanca (ahora Vicepresidente), acción que el Gobierno calificó de “secuestro”, aunque el entonces ministro, de origen aimara como Morales, evitó usar tal palabra.

Ese hecho marcó la distancia con la gestión de Evo Morales, con la que Villena siempre fue crítico y que se profundizó con los años. También repudió como dirigente del Conade, el incumplimiento del mandato popular del referéndum que le dijo No a la reelección del exmandatario. También fue parte de las movilizaciones tras el fraude electoral que derivó en la renuncia y salida del país de Morales.

Pese a ello, Morales manifestó su pesar por la muerte de Villena. "Lamento profundamente el fallecimiento del ex Defensor del Pueblo, Rolando Villena Villegas. Mis sinceras condolencias a su familia, sus amistades, colegas y miembros de la Iglesia Evangélica Metodista, de la cual fue Obispo Emérito".

Waldo Albarracín, su antecesor en la Defensoría y compañero en Conade, lamentó que "el coronavirus vuelve a arrebatarnos un compatriota. Mi solidaridad con la familia de Rolando. Descansa en paz hermano".

El candidato a la Gobernación de Santa Cruz , Luis Fernando Camacho, dijo que fue "un hombre valiente con el que tuve la oportunidad de luchar hombro con hombro en los 21 días para derrotar el fraude, ha fallecido por Covid. Esta pérdida irreparable, solo es el reflejo de la falta de decisión de Luis Arce".

El expresidente Carlos Mesa, escribió: "Vivimos tiempos borrascosos. La muerte de Rolando Villena nos enluta a todos. Hombre de Dios y de compromiso con la sociedad, ejemplar defensor del pueblo enfrentado al poder absoluto del gobierno de Morales, en defensa de los DDHH. Mi recuerdo de admiración y respeto".

El expresidente Jorge Quiroga, también se manifestó: "En estos días aciagos, mi solidaridad para las familias de los bolivianos que despiden a seres queridos. Que en paz descanse el exdefensor del Pueblo y de nuestra democracia (Rolando) Villena, así como tantos otros compatriotas que se van. Dios guarde a todos".

Por su parte, el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina señaló que "hoy perdimos a otro destacado boliviano, Rolando Villena, exdefensor del pueblo y luchador incansable por la defensa de la democracia. Mi solidaridad con toda su familia".



Comentarios