Escucha esta nota aquí

La anulación de la imputación contra el exministro de Gobierno, Carlos Romero, es el paso que requerían los abogados defensores para anular definitivamente cualquier acusación en su contra del ex hombre fuerte del gobierno de Evo Morales.


La abogada de Romero, Mónica Ramírez, explicó que la exautoridad solo tenía una imputación y que, al no existir una acusación formal, Romero sale libre sin mayor trámite y no requiere de un sobreseimiento; aunque dijo que no fue notificada con la resolución del juez sobre esta anulación.


“En enero de este año, la defensa técnica ha solicitado la nulidad de la imputación formal por que él (Carlos Romero) jamás ha participado en los hechos de los que se lo acusa, entonces, ese incidente se planteó en forma oportuna”, dijo la abogada de Romero, pero hasta el momento, los abogados no fueron notificados con la decisión del juez Alan Zarate, que tiene a su cargo este caso.


Fue el abogado Andrés Zúñiga quien declaró que el juez “habría” emitido una resolución de anulación de imputación, pero él tampoco pudo confirmar este extremo. En horas de la noche apagó su teléfono y las llamadas fueron infructuosas.


En el juzgado Primero Anticorrupción de La Paz, confirmaron, sin embargo, la noticia de la anulación y solo falta notificar a las partes. Aclararon que la anulación solo beneficia al último acusado de este caso y no así a los que ya estaban en proceso antes de esta resolución.


El caso


El escándalo explotó en febrero de 2019 cuando la entonces diputada Rose Marie Sandoval denunció malversación de fondos en la Unidad Estratégica de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn) y el daño alcanzaba a unos 60 millones de dólares.


Por esas denuncias 11 personas fueron aprehendidas y luego detenidas en distintos penales de la ciudad de La Paz, aunque el caso se fue quedando en el olvido y todos los acusados lograron acceder a detenciones domiciliarias y dejaron el encierro.


La Fiscalía no había realizado ninguna acción de investigación o aprehensión de algún acusado desde julio de 2019. En diciembre de ese año, luego de la caída del gobierno del MAS, Rose Marie Sandoval presentó una solicitud de ampliación de querella contra el exministro.


En enero de este año, Romero fue sorprendido ingresando a un condominio y luego fue cercado en su casa en la zona Sur de La Paz.


El 11 de enero fue trasladado desde su domicilio hasta el hospital de la Caja Petrolera y de ahí, tres días después fue llevado ante un fiscal y luego a audiencia cautelar. Entre enero y junio de este año estuvo detenido en el penal de San Pedro, luego accedió a la detención domiciliaria, donde se encontraba hoy, cuando le comunicaron que había sido beneficiado con la anulación de la imputación.