Escucha esta nota aquí

La población beniana de Rurrenabaque se encuentra en alerta. La crecida del río Beni que la mañana de este viernes ha superado el barranco del puerto ha encendido la alarma ante el riesgo que las aguas se desborden e ingresen al pueblo. 

La Gobernación del Beni informó que están preparados para atender emergencias en Rurrenabaque. “Tenemos personal movilizado para intervenir en caso de algún evento por las condiciones climáticas adversas”, puntualizó Cristian Cámara, director del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED).

La autoridad informó que se ha registrado una inundación en la comunidad Ibiato de la TCO Sirionó (provincia Cercado) por el rebalse del río Cocharca. Al menos 220 familias han resultado damnificadas por esta situación.

La Gobernación dispuso la entrega de dos toneladas de alimentos y asistencia médica para evitar brotes epidemiológicos. Además, este trabajo ha sido complementado con una fumigación, para evitar la proliferación de mosquitos y dengue. 

La comunidad San Miguelito del Isiboro del municipio de San Ignacio de Moxos, también se encontraba en riesgo; sin embargo, ya está aislada. Una comisión partió hasta este lugar para entregar víveres y brindar asistencia a los afectados. La misión cuantificará los daños.