Escucha esta nota aquí

Bolivia y Rusia irán a un arbitraje internacional por una supuesta deuda de más de 1 millón de dólares, por los costos operativos del avión ruso Ilyushin 76 que ayudó a apagar los incendios forestales de 2019. La deuda se generó durante el mandato de Evo Morales, pero en la administración estatal de Jeanine Áñez no fue cancelada.

Según el medio de comunicación ruso Sputnik News, la empresa dueña de la aeronave  Ilyushin recurrió al Tribunal de Arbitraje Comercial Internacional de la Cámara de Comercio de la Federación Rusa, donde actualmente reside el pleito. El avión llegó al territorio nacional para contribuir en las labores de mitigación de incendios, dos meses antes de que Evo saliera del poder. Pero el pago por los costos operativos de la aeronave nunca se efectuó, según la denuncia.

Por esa operación se debía pagar $us 2.306.000. La deuda se abonó parcialmente y quedó pendiente de pago la suma de $us 1.153.000, pero el Gobierno de Jeanine Áñez no lo canceló y ahora Rusia está llevando a un arbitraje a Bolivia para recuperar ese dinero porque que no hubo respuesta a los reclamos realizados por el cobro.

Cuando se conoció esta noticia, el 5 de febrero, exautoridades de la gestión de Áñez indicaron que el expresidente Morales había declarado en septiembre de 2019 que la llegada del avión ruso era una "donación" del Gobierno de Rusia, por lo cual supuestamente Bolivia nada tenía que pagar.

"No fue donación, no fue un alquiler, pero había que pagar gastos operativos, inclusive combustible, y eso él dijo (el expresidente Morales) en la rueda de prensa. No había engaño, había un desentendimiento de otras personas", acusó  el encargado de Negocios de la Embajada de Rusia en Bolivia, Iakob Fedorov.

Entretanto, el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, lamentó que se quiera politizar este conflicto. Además, indicó que la responsabilidad del no pago debe determinarla la Justicia y observó que fue el Gobierno de Áñez el que no "honró deudas del Estado por una cooperación del Gobierno ruso, por eso ahora estamos en un arbitraje".

Ambos funcionarios esperan que Bolivia y  Rusia puedan llegar a un entendimiento y anticiparon que este caso no va a entorpecer las "excelentes relaciones" entre Bolivia y Rusia.

Comentarios