Escucha esta nota aquí

El presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, garantiza la transparencia del proceso electoral, luego de los cuestionamientos surgidos tras el anuncio de la candidatura de presidenta transitoria Jeanine Áñez. 

Romero es el vocal designado por el poder ejecutivo, fue posesionado en el cargo el 25 de noviembre, casi dos meses antes de que la jefa de Estado decidiera participar en los comicios de mayo. "Los vocales no somos delegados ni representantes de ningún poder del Estado", afirmó Romero en entrevista con Unitel.

"Que los vocales sean designados por el Ejecutivo o elegidos por la Asamblea Legislativa Plurinacional no nos convierte en delegados, representantes ni portavoces de esos poderes en el organismo electoral", añadió.

El vocal, que también fue presidente de la Corte Nacional Electoral entre 2004 y 2008, señaló que su tarea es conducir un proceso que sea "técnicamente sólido y políticamente imparcial" y que serán estrictos en hacer cumplir las normas de propaganda y uso de bienes públicos durante la campaña electoral.

Para saber

El Tribunal Supremo Electoral está compuesto por siete vocales, seis de ellos designados por el legislativo  y uno por el ejecutivo. Sin embargo, el poder que los ha elegido no tiene la facultad de remoción, es decir que si cambia el gobierno o los asambleístas, los vocales no tienen que renunciar ni poner su cargo a disposición.



Comentarios