Escucha esta nota aquí

Juan Lanchipa, fiscal general del Estado, posesionó la tarde de este miércoles a Mirna Amparo Arancibia Belaunde y a Iván Felipe Azurduy Carranza como fiscales departamentales de Santa Cruz y Oruro, respectivamente. 

Pongan todo su esfuerzo, compromiso y trabajo en sus fiscalías departamentales y que la atención a nuestra gente sea con calidad y calidez”, señaló Lanchipa, dirigiéndose a las flamantes autoridades. 

“Les pido que se sumen a este esfuerzo que ya está en marcha para implementar transformaciones sustantivas que mejoren las investigaciones, el ejercicio de la acción penal, la sanción de los responsables y la reparación a las víctimas”, agregó.

La autoridad recalcó que el Ministerio Público tiene por finalidad defender la legalidad, los intereses generales de la sociedad y ejercer la acción penal pública, en estricto apego a los mandatos constitucionales y legales vigentes en Bolivia.

Lanchipa agradeció la labor de los fiscales departamentales salientes Mirael Salguero Palma y Orlando Zapata Sánchez que acompañaron el primer periodo institucional.

Trayectoria

La nueva fiscal departamental de Santa Cruz, Mirna Amparo Arancibia Belaunde, es licenciada en Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. Realizó cursos de postgrado relacionados con del proceso penal y entre su experiencia laboral destaca como vocal de la Corte Superior de del Distrito Judicial de Santa Cruz, fiscal de la unidad de Sustancias Controladas, entre otros.

El fiscal departamental de Oruro, Iván Felipe Azurduy Carranza, es licenciado en Derecho, magíster en Derecho Constitucional, fue asesor legal del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y en su profesión se especializó en materia penal.