Escucha esta nota aquí

Desesperada. Esa fue la palabra que utilizó la esposa de Carlos Schlink ante la demora de las autoridades penitenciarias en permitir la salida de la cárcel de San Pedro del exviceministro del Tesoro y Crédito Público, que el lunes recibió el beneficio de medidas sustitutivas para defenderse en libertad por el caso del crédito que concedió el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Bolivia durante la primera etapa de la pandemia del coronavirus, durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, en 2020.

Wendy Porras, esposa de la ex autoridad, mostró el documento que remitió el martes al juzgado en el que certifica el pago de la fianza asignada, de Bs 35.000, el trámite del arraigo ante  Migración, pero no se ha obtenido su salida del penal.

"Esperamos que la liberación se produzca en las próximas horas. Estoy desesperada por esta situación", afirmó Porras en contacto con EL DEBER.

El juzgado Quinto de Instrucción Anticorrupción de La Paz concedió el lunes medidas sustitutivas a la detención de Schlink, entre ellas el pago de una fianza, la presentación ante el Ministerio Público cada 15 días, no acercarse al Banco Central de Bolivia, no consumir bebidas alcohólicas ni sustancias psicotrópicas.

El 30 de junio, el exviceministro fue enviado a la cárcel, acusado por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución Política del Estado y las leyes, conducta antieconómica, contratos lesivos al Estado e incumplimiento de deberes por tramitar ante el FMI el crédito $us 327,7 millones, que no fue avalado por la Asamblea Legislativa Plurinacional.










Comentarios