Escucha esta nota aquí

La ciudad de La Paz inició la mañana de este viernes el bloqueo epidemiológico a un perímetro de la zona Miraflores, con la finalidad de contener el rebrote del Covid-19. Decenas de funcionarios de la Alcaldía y de la Policía Boliviana realizan controles para que se cumplen las medidas de bioseguridad.

Entre las medidas que se vigilarán está el aforo reducido al 30 por ciento para cada actividad económica, negocio, mercados y supermercados, además de entidades financieras. Uso obligatorio de barbijos; control de asistencia según terminación de carnet de identidad, por ejemplo, viernes son pares y sábado impares y así en correlación hasta siete días después.

Por otra parte, también se deberá fumigar los ambientes y el control al transporte público será riguroso con un mayor número de guardias municipales de transporte. Sin embargo, no habrá restricción a la circulación peatonal ni vehicular.

Además, el funcionamiento de los bares, karaokes y otros locales de expendio y consumo de bebidas alcohólicas está prohibido. El control a todas estas actividades se realizará en el espacio comprendido entre la plaza Villarroel hasta el Estado Mayor y desde el río Orkojahuira hasta las vías Tejada Sorzano, mercado Yungas y Juan Manuel Loza.

Las acciones:


“Estamos ante el riesgo de un incremento significativo de casos y de que se produzca un rebrote comunitario, también hay mucha responsabilidad en las personas. Haremos los controles, pero no podemos tener un policía detrás de cada ciudadano”, dijo en el jueves el alcalde Luis Revilla.

En la víspera se registraron 451 nuevos contagios en todo el país, de los cuales, 132 corresponden al departamento de La Paz, donde, en el caso de la sede de Gobierno, se presume que los puntos de mayor exposición son los mercados y supermercados.

Comentarios