Escucha esta nota aquí

En medio de un importante operativo de seguridad, la mañana de este viernes inició en el cementerio Celestial de La Paz la exhumación de los supuestos restos del teniente Jorge Clavijo, feminicida de la periodista Hanalí Huaycho.

Tras siete años y medio del hecho de sangre, el cadáver será sometido a diferentes pruebas para confirmar si pertenece o no al uniformado, que también participó del operativo en el hotel Las Américas en 2009.

En un plazo no mayor a los 20 días se conocerán los resultados a las diferentes pruebas que al menos 12 especialistas realizarán a las piezas, entre ellas una prueba de ADN comparada con muestras de su hijo.

Se tomarán placas radiográficas y se trasladará el cadáver a la morgue judicial del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), donde expertos en Tanatología, Antropología, Genética Forense, Criminalística, Imagenología y Odontología forense realizarán los exámenes.

Un informe preliminar advierte inconsistencias en las pruebas realizadas hace siete años y medio, sobre todo a las piezas dentales, que, según dijo el fiscal general, Juan Lanchipa, pertenecerían a una persona de mayor edad que la que tenía el uniformado.

El asesinato de la periodista se produjo en febrero de 2013. Entonces, el teniente se dio a la fuga y su cuerpo fue encontrado, en extrañas circunstancias, muy descompuesto y colgado de un árbol en los Yungas.