Escucha esta nota aquí

El secretario de Estados de los Estados Unidos, Michael Richard "Mike" Pompeo, hizo un llamado a Bolivia para restablecer la integridad electoral y recomendó una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.

A través de su cuenta de Twitter: SecPomeo, el alto miembro del Gobierno de Donald Trump, dijo: "Estamos profundamente preocupados por las irregularidades en el proceso de conteo de votos de las elecciones de Bolivia del 20 de octubre".

We are deeply concerned over irregularities in the vote-counting process of #Bolivia’s Oct 20 elections. We call on #Bolivia to restore electoral integrity by proceeding to a 2nd round of free, fair, transparent, & credible elections with the top two vote winners.


El mensaje prosiguió: "Hacemos un llamado a Bolivia para restaurar la integridad electoral al proceder a una segunda ronda de elecciones libres, justas, transparentes y creíbles con los dos principales ganadores de votos".

El mensaje de Pompeo se da en un contexto de creciente presión nacional e internacional para que Evo Morales acepte ir a una segunda vuelta electoral contra su principal adversario, el expresidente y candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, ante las dudas generadas por un cuestionado proceso electoral que favoreció al binomio oficialista para un cuarto mandato.

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) fue la primera en recomendar una segunda vuelta electoral, como la mejor opción que vaya a destrabar al país de la crisis política.

La recomendación de la OEA se hizo luego del "inexplicable" cambio en el comportamiento electoral, a un día de las elecciones, tras un "imprevisto" corte en la emisión rápida de actas de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares TREP que arrojó el mismo día de las elecciones al 83% apenas un 4% de diferencia entre Evo Morales del MAS y Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC).

La Misión calificó además de "particularmente alarmante" la renuncia del vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, quien justificó su decisión por "la desatinada decisión de la sala del Órgano Electoral de suspender la publicación de los resultados del sistema de transmisión de resultados preliminares electorales TREP", que derivó en la "desacreditación de todo el proceso electoral".

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, expresó entonces la voluntad de este organismo de apoyar la auditoría de las elecciones presidenciales de Bolivia que realizará la Organización de Estados Americanos (OEA) y ofreció la asistencia técnica.

"Nosotros apoyamos plenamente la auditoría. Estamos a disposición de la Organización de Estados Americanos en caso de que necesiten algún tipo de experiencia que podamos ofrecer", señaló.

El diplomático portugués confió en que esta iniciativa conduzca a una "solución positiva" y urgió tanto al Gobierno como a la oposición a "mantener la máxima contención".

En medio del contexto convulsionado que atraviesa el país, los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, España y Ecuador hicieron un llamado al Gobierno de Bolivia a restaurar la credibilidad de su sistema electoral a través de la convocatoria a una segunda vuelta, libre, justa y transparente y advirtieron que sólo reconocerán resultados que reflejen la voluntad del pueblo boliviano en las urnas. 

Llamaron al Gobierno de Bolivia a restaurar la credibilidad de su sistema electoral a través de la convocatoria a una segunda vuelta electoral, que sea libre, justa y transparente, entre los dos candidatos más votados.