Escucha esta nota aquí

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Marcelo Ríos, afirmó este jueves que se demorarán semanas en conocer si ingresó o no al país la cepa brasileña de Covid-19.

En contacto con EL DEBER Radio, el profesional explicó que el país y el departamento no cuentan con la tecnología para establecer las variantes del mal que circulan en territorio nacional, razón por la que se envían las muestras al exterior.

“La única manera de saber es teniendo resultados de equipos tecnológicos que puedan determinar el genoma, y eso no lo tenemos en Santa Cruz ni en el país, las pruebas se envían al extranjero para tener resultados las siguientes semanas, es difícil determinar si tenemos o no la presencia”, afirmó.

La directora nacional de Epidemiología, María Rothe, sostuvo que “pensamos que ya está en territorio boliviano”, debido a que se tienen reportes de casos en Guayaramerín y Riberalta (Beni), Cobija (Pando) y Puerto Quijarro (Santa Cruz).

Detalló que dicha variante “es más rápida la velocidad de contagios, su característica se expresa con casos más graves, mucha fiebre, rebelde, que no cede, y produce neumonía de Covid-19 con algunas variantes, como la diarrea aguda”.

Ante ese panorama, Ríos recalcó que “se debe insistir con los mecanismos de bioseguridad y la inmunización colectiva que se inició en San Matías y que comenzará en Puerto Suárez”, poblaciones fronterizas.

Explicó que Santa Cruz comenzó a aplicar “un cordón epidemiológico de frontera y considerando las cantidades que llegarán esta y la próxima semana, estamos haciendo un re direccionamiento de vacunas”.

Comentarios