Escucha esta nota aquí

Manuel Canelas, Evo Morales, Adriana Salvatierra, Susana Rivero, Teresa Morales y Omar Aguilar son las seis exautoridades del MAS que salieron a defenestrar el informe de la Iglesia sobre los sucesos de noviembre de 2019. En horas de la tarde se sumó la Defensoría del Pueblo que no ahorró calificativos contra el clero de la Iglesia.


El exministro de Comunicación de Evo Morales, Manuel Canelas, admitió haberse reunido con la Iglesia en los días previos a la renuncia de Evo Morales y matizó los contactos posteriores que hubo con los representantes del clero.


“La reunión con la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) se produce porque me contacta mi amigo Carlos Cordero, cercano a la institución. Me transmite la preocupación de la CEB por los hechos que se sucedían y la necesidad de conversar. Por supuesto le digo que sí y junto con él y los padres (José) Fuentes, (Aurelio) Pessoa y (Eugenio) Scarpellini nos reunimos en su oficina de la calle Potosí”, refieren dos de los cuatro tuits que publicó el exministro este miércoles en la cuenta, @ManuCanelas.


En el documento de la Iglesia se hace referencia en dos oportunidades a la participación de Manuel Canelas. El 7 de noviembre, tal como afirma Canelas; pero los prelados van más allá, pues es Canelas “quien solicitó a la Iglesia que colaborara en la pacificación del país". Según la Iglesia el segundo contacto se produjo el 10 de noviembre en horas de la mañana.


Evo

La cuenta @evoespueblo también publicó un texto sobre el pronunciamiento eclesial y exige que se haga justicia con las muertes de campesinos. “Algunos jerarcas de la Iglesia católica que callaron cuando gobierno de facto masacraba al pueblo y asaltaba al Estado, ahora justifican el golpe con sus comunicados políticos. Tratan de esquivar su culpa, pero lo que hacen es confesar que fueron cómplices”, señala el texto.


Casi al mediodía, la expresidenta del Senado, Adriana Salvatierra, de quien la Iglesia afirma que rechazó asumir a primera magistratura por estar en peligro su vida, descalificó la versión y recordó que no la dejaron ingresar a la Asamblea.


“Nunca acepté la presidencia de Jeanine Áñez, de ninguna manera. Ella asumió en una sesión sin quórum y por tanto ilegal, impidiendo el ingreso de los parlamentarios y reprimiéndonos con violencia policial”, publicó desde la cuenta, @Adriana1989sa.


Después del mediodía, el turno era de la exdiputada, Susana Rivero, (@susanariverog) que reclamó porque en las fallidas elecciones de 2019 era candidata a senadora por el Beni y no asumió ese cargo.


“Me robaron senaturía, salida constitucional (con su forzado plan b), vidas de compatriotas, meses de persecución, seguimos en litigios, dolor a mis hijos y madre, dinero del pueblo. Ahora pretenden robar mi prestigio intentando doblar la historia”, refiere el texto.


En una entrevista, la ex directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) y también actora de esas reuniones, Teresa Morales, descalificó el informe eclesial y lamentó que ya no esté presente monseñor Eugenio Scarpellini, fallecido en julio de 2020


“Hay varias falsedades e imprecisiones en el informe de la Iglesia, quienes estuvimos ahí podemos decir lo que pasó”, señaló.


Asimismo, otro actor de esas jornadas, el exsenador del MAS, Omar Aguilar, dijo en una entrevista que Adriana Salvatierra pidió la renuncia de todos los legisladores y que la mayoría no hizo caso de esa instrucción. En ese entonces los representantes de las organizaciones sociales aseguraron que sus entes matrices les ordenaron no dejar sus cargos.


La Defensoría

Mientras, la Defensoría del Pueblo convocó a una conferencia de prensa para hacer conocer su posición respecto de esta memoria que publicó la jerarquía eclesial a los que llamó “cínicos” por seguir en la defensa del Gobierno de Jeanine Áñez.


“Cómo ésta Iglesia puede despreciar la vida del pueblo, estamos totalmente indignados como Defensoría del Pueblo, porque en pocos pasajes, en pocas, líneas se hayan referido a la masacre y tengan el cinismo de continuar defendiendo la teoría de la señora Jeanine Áñez”, dijo la defensora Nadia Cruz.


Por esa razón dijo que enviarán una nota al propio Vaticano haciendo conocer al Papa Francisco esta memoria de la Iglesia y la segunda acción será solicitar al Órgano Judicial y a la Fiscalía, que no tome en cuenta este documento de la Iglesia en las investigaciones sobre los sucesos de 2019.




Comentarios