Escucha esta nota aquí

Trágica jornada en la ruta que conecta a Santa Cruz con Cochabamba en las últimas 24 horas. Son cuatro varones y dos mujeres que perdieron la vida en tres hechos de tránsito diferentes en esta carretera internacional del país. Entre las víctimas hay una adolescente, de 14 años y un niño de seis.

El primer deceso se produjo cerca de la medianoche del lunes a unos cinco kilómetros de Yapacaní. Se trata de un hombre, de unos 35 años, que murió a causa de politraumatismo craneoencefálico, afirmó a EL DEBER, Iván Zapata, médico de turno del hospital de Yapacaní.

La segunda víctima también es un varón, que perdió la vida en la carretera a las 9:00, aproximadamente. Zapata informó que la Policía trasladó el cuerpo hasta la morgue del hospital de Yapacaní. La víctima no portada documento, por lo que se espera que los familiares lleguen hasta este nosocomio para identificar al fallecido.

El tercer accidente fue el más grave, se produjo en el tramo Montero – Yapacaní. La protagonista fue una familia que se trasladaba en una camioneta al Chapare, que colisionó con un camión que transitaba en sentido contrario.

Según el informe policial, la camioneta invadió carril para chocar con el motorizado de alto tonelaje. En el lugar perdieron la vida el conductor de la Toyota Hilux, Celso Herrera Mancilla y Jhoany Araceli Herrera Vicente, de 14 años, mientras que Hermitania Vicente (41) y Antony Sejas Miranda (6) murieron minutos después en un centro hospitalario.

El único sobreviviente es Darling Bismar Herrera Vicente, de 17 años, que se encuentra recibiendo atención médica en una clínica de Yapacaní. “Serán sepultados en Montero, porque de allá somos todos. Ahora solo nos quedamos dos hermanas y mi hermano que está internado”, afirmó María Celinda, una familiar de los accidentados que no estuvo en la camioneta, pero que fue una de las primeras en llegar hasta Yapacaní para apoyar a su hermano herido.

La ruta Santa Cruz – Cochabamba es una vía internacional y de alto tráfico, por lo que los conductores deben tener mucho cuidado a la hora de acelerar por esta vía, que una vez más dejó luto y dolor a familias bolivianas.


Comentarios