Escucha esta nota aquí

"Ni aspirinas pude conseguir", dice un periodista de Trinidad (Beni), que ha decidido confinarse porque entrevistó a Jorge Gómez, responsable del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de ese departamento, un día antes de que su prueba diera positivo para coronavirus. "No sé qué pensar. La gente se está muriendo", comenta preocupado. 

La situación en Trinidad y otras poblaciones benianas, con hospitales colapsados, personal de salud exhausto y una población que recién empieza a acatar la cuarentena, es tan preocupante y dolorosa que seis ministros llegaron este lunes para reunirse con el Centro de Operaciones de Emergencia. Los ministros de Gobierno, Arturo Murillo; de Defensa, Fernando López; de la Presidencia, Yerko Núñez; de Salud, Eidy Roca; de Energía, Rodrigo Guzmán; y de Justicia, Álvaro Coimbra, están en la reunión. 

Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, junto al director del Sedes cruceño, Marcelo Ríos, llegaron también para aportar con su experiencia. El epidemiólogo Roberto Tórrez, Carlos Alberto Hurtado y Boris Chang, del staff del Sedes cruceño, también apoyan a la comitiva de Santa Cruz. 





Arturo Murillo dijo que será importante esta reunión para trabajar en un plan a fin de mitigar el golpe del Covid-19 en este departamento. El último reporte da cuenta que en Beni existen 1.097 infectados y al menos 71 personas perdieron la vida a consecuencia de esta pandemia.

Por su parte, el ministro de Defensa, Fernando López, sostuvo que la reunión ampliada del COE será fundamental para tratar de mitigar esta situación.

En instalaciones del aeropuerto de la ciudad de Trinidad se lleva adelante la reunión interinstitucional en la que están los directores de los centros hospitalarios públicos, de la seguridad social y las clínicas privadas. Está presente el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Alfonso Tenorio. 

Durante la reunión, el director del Sedes de Beni, Jorge Gómez (que también está infectado por Covid-19), reparó en cinco problemas en los que se debe trabajar de manera urgente: la falta de personal para terapia intensiva (hasta el viernes se disponía solo de un terapista, pero se ha comprometido la llegada de algunos entre hoy y mañana), de equipamiento, de respiradores (disponen de 11 dotados recientemente por el Gobierno), la falta de hospitales de campaña y falta oportuna de resultados de laboratorios.

Denuncia del ministro de Gobierno

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, denunció que un grupo de personas afines al Movimiento al Socialismo (MAS) han instalado un bloqueo en la localidad de San Pablo, lo que está impidiendo la llegada de insumos para los hospitales que se están armando para ayudar a la población beniana. En ese sentido, su autoridad ha instruido el despliegue de un contingente policial y militar para que procedan al desbloqueo.

“No es posible que haya gente cuya vida esté en peligro y haya otros que estén haciendo política. Yo les ruego a los masistas que dejen de hacer política, dejen de poner en riesgo la vida de la gente. Es momento de trabajar todos por la vida de los bolivianos”, indicó Murillo, que tuvo que dejar la reunión institucional en el aeropuerto de Trinidad para organizar el operativo de despeje de la vía.