Escucha esta nota aquí

La Cámara de Senadores de Bolivia acaba de aprobar el proyecto de ley que autoriza la elaboración, comercialización, suministro y uso de la solución de dióxido de cloro en pacientes con coronavirus.

La norma se ha remitido a la Cámara de Diputados para su revisión.

El 27 de junio, a través de un comunicado, el Ministerio de Salud  informó que el dióxido de cloro y clorito de sodio no corresponden a un medicamento, por lo que no está autorizado en el tratamiento de casos graves de coronavirus.

La cartera de salud señala que el dióxido de cloro y clorito de sodio no son reconocidos como medicamentos por la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), además que no cuenta con registro sanitario otorgado por esta agencia dependiente del Ministerio de Salud.

"El Ministerio de Salud no autoriza el uso de este producto. Al contrario, alerta a la población ante la posibilidad de un fraude con evidentes posibilidades de daño orgánico", dice el comunicado.

El uso en la población

En el hospital de San José de Chiquitos, municipio que cuenta con solo 15 camas para atención de pacientes con coronavirus, se utilizan estos productos como parte del protocolo de medicación contra el Covid-19.

En su momento, el alcalde josesano, Germaín Caballero explicó que tenían pacientes recuperados gracias a este tratamiento.






Comentarios