Escucha esta nota aquí

La Cámara de Senadores comenzó este miércoles por la tarde el tratamiento de un proyecto de ley que garantice el pago del ‘bono contra el hambre’, de Bs 1.000 que será pagado por única vez a madres, discapacitados y adultos mayores sin ningún tipo de remuneración salarial del sector público o privado.

Se trata de una propuesta del MAS en medio de la pugna con el Órgano Ejecutivo por los recursos “bloqueados” de créditos de organismos internacionales al interior de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

La presidenta Jeanine Áñez, a mediados de julio, señaló que con ese dinero se podría pagar el ‘bono Salud’ de Bs 500 a todos los beneficiarios del pago universal que autorizó en medio de la pandemia del Covid-19.

Ante esa propuesta, desde el “instrumento político”, su candidato, Luis Arce, anticipó la norma para que se viabilice la cancelación de un monto mayor, situación que fue criticada por el Gobierno, considerando el planteamiento una propuesta electoral con recursos del Estado.

Desde el Ejecutivo se sostiene que al interior de la Asamblea esperan aprobación cinco créditos por $us 1.700 millones, para fortalecer el sistema de salud, con el equipamiento de hospitales, compra de insumos, contratación de médicos y apoyo a medidas económicas para favorcer a las pequeñas y micro empresas a superar la crisis causada por el Covid-19.