Escucha esta nota aquí

El presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, presentará en los próximos días una denuncia penal en contra de la expresidenta Jeanine Áñez, esta vez por usurpación de funciones, porque de acuerdo con su explicación, la exmandataria solo podía convocar a una sesión y reconformar la directiva de ese cuerpo legislativo.


“(Queremos saber) en qué situación la senadora (Jeanine Añez) asumió como presidenta del Senado (en 2019). Ni la Constitución Política del Estado, ni el reglamento de la Cámara de Senadores lo permiten. De acuerdo con el reglamento general de senadores, al bloque mayoritario le corresponde la presidencia del Senado, en este caso la señora Áñez se declaró presidenta del Senado y se autoproclamó como presidenta del Estado”, explicó Rodríguez a los medios.


El 10 de noviembre de 2019 luego de conocerse la renuncia de Evo Morales, la exmandataria tuvo un breve contacto con los medios de comunicación y dijo que al día siguiente estaría en La Paz para asumir la presidencia del Estado en la línea de sucesión constitucional. El 12 de noviembre ya era presidenta del Estado.


De acuerdo con la explicación de Rodríguez, la única labor que debía cumplir Áñez era la de convocar a sesión del Senado y reconformar la directiva, lo que debía recaer en un senador del MAS. “Entonces ¿cuál ha sido su interpretación jurídica para declararse presidenta del Senado cuando no le correspondía de ninguna manera y después presidente de la Asamblea, y posterior Presidenta del Estado?”, interrogó.


La intención, dijo, es sentar un precedente para que no vuelva a repetirse ese episodio, dijo Rodríguez. Subrayó que el inciso II del artículo 35 del reglamento de debates del Senado señala que la presidencia le corresponde a la mayoría.


“Para asegurar la participación y pluralidad política de la Cámara, la Presidencia, Primera Vicepresidencia, Primera y Tercera Secretaría corresponderán al bloque de mayoría; y la Segunda Vicepresidencia y la Segunda Secretaría al bloque de minoría”, señala el precepto.


El MAS considera que Áñez, varios de sus asesores y otros que la proclamaron serán investigados y pueden ser eventualmente acusados.



 

Comentarios