Escucha esta nota aquí

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió un comunicado en el que advierte que esta semana el altiplano boliviano podría ser afectado por la caída de nevada, de leve a moderada, situación por la que declaró alerta naranja en la región.

La nevada caerá sobre los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí extendiéndose hasta las zonas altas de Chuquisaca y Tarija, y afectando provincias como Méndez, Avilés, Azurduy Nor y Sur Cinty.

Este domingo, viajeros y transportistas reportaron la caída de nevada, entre las poblaciones de Vilaque y Calamarca sobre la doble vía Oruro – La Paz, afectando peligrosamente a varios conductores que perdieron el control de sus motorizados. Muchos tuvieron que salir de la carretera, esperando que la nieve se derrita para evitar mayores contratiempos. 

Olson Paravicini, responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos de la Gobernación de Oruro, informó a EL DEBER, que existen altas posibilidades de la caída de nevada en la región occidental del departamento, además de la zona este de la capital, que también podría ser afectada por este fenómeno climatológico.

Según las estimaciones climáticas, la semana iniciará con temperaturas bajas. Entre lunes y martes el termómetro marcará entre 6 y 5 grados centígrados; sin embargo, los descensos continuarán hasta llegar al fin de semana a 3 grados. El pronóstico para los próximos siete días en Oruro indica cielos cubiertos con probabilidad de precipitaciones.

Las temperaturas altas tuvieron un pico elevado este fin de semana en Oruro. El sábado y domingo la mínima fue de 13 y la máxima de 19 grados.