Escucha esta nota aquí

Dos meses y 15 días después de haber asumido el mando presidencial de Bolivia, Jeanine Áñez posesionó a su nuevo gabinete ministerial. Tras el acto de juramentación la presidenta se dirigió al país y en gran parte de su mensaje se dedicó a responder a las críticas surgidas por su decisión de presentarse a las elecciones del 3 de mayo. A continuación te hacemos un resumen de las principales frases de su discurso:

1. “No existe ninguna prohibición para ser candidata, ejerciendo al mismo tiempo la de presidenta. Seré candidata y presidenta sin cometer ningún acto inconstitucional”.

2. “Hice todos los esfuerzos para unir a los candidatos, la respuesta fue la dispersión. Ninguno tuvo la grandeza de ceder... Por eso decidí ser candidata”. 

3. "La gente dice que estoy poniendo en riesgo mi futuro político con mi candidatura ¿De qué sirve mantener mi futuro político si Bolivia pierde la estabilidad y regresamos al pasado autoritario? Juego mi futuro por el futuro de los bolivianos".

4. "He dispuesto claramente que mi candidatura estará separada del uso de los bienes del Estado. De mi parte haré campaña en horarios que no son de trabajo y en fines de semana, y no haré uso de los bienes del Estado para la presentación de mi propuesta electoral".

5. "He ordenado la destitución inmediata de dicho funcionario (de Vías Bolivia) que hizo circular ese calendario (con la imagen de la mandataria). No estoy jugando cuando hablo de transparencia".

6. "Hemos luchado por elecciones limpias, libres y transparentes, las vamos a tener.  No solamente porque las elecciones del 3 mayo serán las más observadas, sino porque contamos con tribunales imparciales que no responden a nadie, excepto a la ley".

7. "Nuestro Gobierno no persiguió a nadie, porque esa no es nuestra función. Pero fue ágil para investigar a quienes cometieron el mayor fraude en la historia democrática boliviana o robar dinero de los bolivianos para enriquecerse o derrocharlo".

8. “Algunas de las críticas que vienen de políticos, que sienten que mi presencia les está dañando sus propias proyecciones personales y reaccionaron con odio y enojo, no me afectan. Porque mi batalla no es contra ellos. Mi corazón no tiene espacio para el odio ni para el resentimiento, solo deseo construir la paz y la reconciliación en nuestro país."

9. "Olvidaré todas las ofensas y nuevamente les extiendo mi mano para intentar hasta el último día construir una gran alianza democrática y ganadora, que les devuelva a los bolivianos vivir sin temor y protegidos para que nadie les inicie acusaciones falsas y en libertad”.








Comentarios