Según la autoridad, el bloqueo en Caracollo afecta no solo a Vías Bolivia, sino también a productores, importadores-exportadores, y a pasajeros que usan el transporte terrestre interdepartamental

El Deber logo
7 de julio de 2024, 13:09 PM
7 de julio de 2024, 13:09 PM

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, expresó su preocupación ante el bloqueo de seis días en Caracollo, donde persiste la falta de acuerdo con cuatro sindicatos que protestan por el asfaltado de un tramo carretero. Este domingo, en entrevista con Radio Panamericana, Montaño dijo que teme que el tema se politice injustamente.

"Existe desconfianza por parte de los cuatro sindicatos, pero las obras siempre avanzan por fases. Son recursos millonarios y velaremos por el cumplimiento del acuerdo. De lo contrario, podría politizarse para desgastar al gobernador (Jhonny Vedia) y alcalde (Justo Ventura) de Oruro", declaró el ministro, exonerando al Gobierno de responsabilidad directa en el conflicto.

Según Montaño, el bloqueo en Caracollo afecta no solo a Vías Bolivia (más de Bs 700 mil solo en recaudación de peajes), sino también a productores, importadores-exportadores, y a pasajeros que usan el transporte terrestre interdepartamental.

En busca de buscar una solución inmediata al conflicto, el Gobierno asegura que ha contactado a los líderes de los 22 sindicatos del sector, identificando que cuatro de ellos no apoyan la propuesta del gobernador de Oruro, Jhonny Vedia, quien ofreció Bs 100 millones de los Bs 177 millones requeridos para iniciar la primera fase de la carretera departamental Cañohuma - Caracollo, seguida por una segunda fase.

"No es de nuestra competencia, según una ley de 2008 que delega responsabilidades a la Gobernación y Alcaldía de Oruro", señaló Montaño. Ayer (sábado) se firmó un convenio con varios sindicatos, excluyendo a los cuatro disidentes que insisten en el todo o nada.

"Instamos a los hermanos movilizados de las cuatro asociaciones a considerar nuestra propuesta, pues la mayoría ya ha aceptado", concluyó Montaño.