Escucha esta nota aquí

Por: Juan Pablo Cahuana

Esta tarde, a las 15:00, siete pobladores de San Matías que trabajan en una hacienda ganadera en la ciudad brasileña de Cáceres, llegaron hasta la frontera cargados de alimentos desconociendo las medidas de seguridad de esta zona y con la intención de ingresar a territorio boliviano. 

Funcionarios estatales les explicaron que tienen que ingresar al país con una prueba médica internacional que de fe de que no son portadores de coronavirus.

Los ciudadanos intentaron retornar nuevamente a Cáceres a tramitar estos estudios, pero fueron rechazados por la Policía Militar Brasilera, que está a cargo de los controles.

Los pobladores matieños continúan esperando en la frontera brasileña-boliviana.