Escucha esta nota aquí

Trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) instalaron al menos seis piquetes de huelga de hambre, pero mantienen negociaciones con el Gobierno para evitar el paro de actividades en este sector estratégico.

“Hay piquetes en los aeropuertos de Santa Cruz, Cochabamba, en El Alto y en el Beni, además de la oficina central de La Paz y Cobija, entre otros”, informó a EL DEBER el secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de Aasana (Fenta), Einar Roca.

A pesar de esta medida de presión, Roca indicó que este lunes comenzaron a negociar con el viceministro de Transportes, Isael Ticona, sobre la base de un petitorio de 10 puntos. La idea es evitar la paralización de los aeropuertos nacionales, especialmente aquellos de conexión internacional.

El dirigente explicó que existen tres puntos sensibles sobre los cuales “aún no hay solución”, pero que se volverán a abordar este martes. “Con la respuesta hablaremos con los trabajadores de todo el país vía Zoom y vamos hacer una contraoferta para evitar el paro de actividades”.

“En el tema de los salarios hay una propuesta para pagar un mes de 2020 y nosotros estamos pidiendo que se honre el pago de noviembre y diciembre de ese año, mientras que la deuda de 2021 que se devengue hasta 2022 y esperamos que nos informen los plazos”, indicó.

Roca indicó que el segundo punto tiene que ver con la reestructuración de Aasana, que es un proceso de reducción de personal planteado por la directora general de la entidad, Arminda Choque.  

“Hay un rechazo. Se tiene que parar esa reestructuración hasta que el Ministerio de Trabajo haga una revisión de derecho laboral para que no se vulneren derechos como el de la estabilidad y la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci) analice la viabilidad de la seguridad aeroportuaria” en función de esa reestructuración, indicó.

El tercer punto es la destitución de Choque. El dirigente considera que la directora no tiene la capacidad técnica y que “tomó malas decisiones”. Remarcó que este es un punto innegociable para poder viabilizar una solución que evite la huelga de los operadores aéreos del país.

Los trabajadores de Aasana esperan que el viceministro Ticona les haga llegar la respuesta lo más pronto posible a esos tres puntos que están dificultando el acuerdo.

La crisis provocada por la pandemia dejó sin ingresos a la empresa estatal que, en criterio de Roca, no se soluciona echando a técnicos especialistas a la calle. “Son personal escaso y es clave para la seguridad aeronáutica”, indicó.

Por su lado, Choque afirmó que la demanda de los operadores aéreos está cargada de misoginia. “Me he sido discriminada desde que fui nombrada. Ellos están vulnerando mis derechos como el derecho al trabajo y que está reconocido en la Constitución”, señaló en rueda de prensa.

Comentarios