Escucha esta nota aquí

Los partidos políticos que acompañaron los 10 meses de gestión del Gobierno transitorio se desmarcan de Jeanine Áñez. La estampida de los socios se produjo un día después de la crisis de Gobierno y semana y media después de la renuncia de la mandataria a su candidatura presidencial para las elecciones generales del 18 de octubre que dejó fuera de carrera a la alianza Juntos, que estaba conformada por Demócratas, Unidad Nacional (UN) y Sol.Bo.

Uno de los primeros en marcar distancia con el Gobierno transitorio fue el partido Demócratas, liderado por el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, que la sostuvo en el poder desde el 12 de noviembre del año pasado, dos días después de la renuncia del entonces presidente Evo Morales, acusado de promover un fraude en los comicios de octubre de 2019.

Vladimir Peña, secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz y alto dirigente nacional de Demócratas, aseguró el martes en el programa Influyentes de EL DEBER Radio que su partido no tuvo una participación orgánica en el Ejecutivo nacional, aunque algunos dirigentes y miembros de Demócratas ocupen cargos en el gabinete de la presidenta Añez.

Peña fijó posición un día después de que Óscar Ortiz, excandidato presidencial de la alianza Bolivia Dice No comandada por Demócratas, se apartara del Gobierno por diferencias “profundas” con su colega de gabinete Arturo Murillo, que perteneció a UN. 

El exministro de Economía mostró su disconformidad pública porque a pocos días de las elecciones se pretenden firmar contratos y asumir acciones, que corresponderían a los próximos gobernantes.

Con Ortiz también se alejaron los entonces ministros del Trabajo, Óscar Mercado, y de Desarrollo productivo, Abel Martínez, todos militantes del partido de Rubén Costas.

Sin embargo, Peña reveló que en el gabinete de la presidenta Áñez todavía permanecen seis representantes de Demócratas, incluyendo a las cruceñas Eliane Capobianco, ministra de Desarrollo Rural y Tierras, y María Elva Pinckert, ministra de Medio Ambiente y Aguas. Sin embargo, el vocero del partido insiste en que están a título personal.

Otros desmarques

Samuel Doria Medina, líder de UN y que estuvo como compañero de fórmula de Jeanine Áñez en la alianza Juntos hasta hace dos semanas, también tomó distancia del Gobierno transitorio. 

“Nunca fuimos parte de este gobierno, pero siempre esperamos que cumpla su deber hasta el final con responsabilidad y pensando en la estabilidad del país. Aún lo espero”, escribió Doria Medina en su cuenta de Twitter, a propósito de la crisis de Gobierno que estalló el lunes con la salida de tres ministros del gabinete.

“Lamento la disputa interna del gabinete, que no solo es fea: tiene efectos sobre las expectativas económicas”, posteó el empresario y político en las redes sociales.

Desde La Paz, el alcalde Luis Revilla, que formó parte de la desaparecida alianza Juntos, dijo que el problema que se hizo público el lunes se debe a un asunto interno del Movimiento Demócrata Social (Demócratas), porque ese partido conduce el Gobierno transitorio.

Está claro que es un tema interno del partido de los Demócratas, que son quienes están bajo la conducción del Gobierno. Yo tengo la esperanza de que la presidenta va a poner orden muy rápidamente, va a retomar por supuesto la agenda que tiene el Gobierno de aquí en adelante para garantizar las elecciones en un marco de paz y tranquilidad”, señaló Revilla.