Escucha esta nota aquí

Han pasado 111 días, con varios tropiezos de por medio, desde que la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 fue inoculada en Bolivia. Fue el 29 de enero cuando una profesional del sistema sanitario cruceño, que trabaja en el Hospital Japonés, se aplicó la primera dosis y desde esa fecha un total de  951.833 personas -entre salubristas, personas de la tercera edad y mayores de 50 años- recibieron la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

La cifra significa un 13,26% de la población vacunable, tomando en cuenta que todos los mayores de 18 años que en Bolivia constituyen 7.180.428 personas. Los que significa que en Bolivia 13 de cada 100 vacunables recibieron la primera dosis. El promedio de vacunación es de 8.558 primeras dosis que se aplican cada día y las proyecciones tienden al crecimiento.

El dato de los vacunados corresponde al Ministerio de Salud, desde donde también anunciaron que 294.279 personas recibieron la segunda dosis, lo que significa que  en el territorio boliviano, hasta el momento, se aplicaron 1.246.112 vacunas, entre la primera y segunda dosis de las vacunas Sputnik V, AstraZeneca, Sinopharm y Pfizer.

No obstante, las dosis que arribaron al país permitirían ampliar la cifra al 25% de los vacunables. El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, informó que Bolivia suma más de 2,65 millones de dosis contra el Covid-19 para inmunizar a la ciudadanía, que se centra, principalmente, en los mayores de 50 años, aunque en algunas regiones la cifra tiende a incluir a mayores de 40 años.

“En total, de Sinopharm hemos recibido 1,7 millones, de ese número 1,5 han sido adquiridas a precios preferenciales y 200.000 han sido donadas por la República Popular de China”, detalló, a tiempo de agregar que, en enero, el país recibió un primer envío de 20.000 dosis de Sputnik V, en abril un segundo de 25.000 y un tercero de 200.000.

El sábado pasado, arribó al país un nuevo cargamento con 400.000 vacunas desde Moscú y se espera que en los próximos días lleguen 100.000 más, que ya se encuentran en Rusia listas para su traslado, pero por trámites administrativos en ese país aún no pueden ser transportadas.

Agregó que mediante el mecanismo Covax se pudo obtener 228.000 dosis de Astrazeneca y 92.430 de Pfizer, con las cuales suman 2.665.430 vacunas disponibles para la población.

Aseguró que con esa cantidad se dará celeridad a la campaña de vacunación masiva que lleva adelante el Ministerio de Salud y que tenía que impulsarse desde abril, pero debido a los retrasos en el plan y ahora se lleva adelante con la tercera ola de contagios en pleno auge.

Si bien desde el Gobierno consideran que el pilar fundamental de la lucha contra el coronavirus es la inmunización de la población, el sistema sanitario muestra otras flaquezas que relucen en pleno impacto de la tercera ola de contagios. Se trata de la falta de oxígeno en los centros de salud y ausencia de recursos humanos para atender a los enfermos, especialmente en la zona oriental del país.

Por otro lado, el viceministro adelantó que se espera la llegada de nuevas dosis de Astrazeneca y Pfizer para junio, dependiendo de la velocidad con la que puedan ir atendiendo los pedidos los laboratorios fabricantes.

Resaltó las relaciones con Rusia y China que permitieron al país contar con una alta cantidad de dosis y recordó que Bolivia presentó una solicitud a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para aplicar un procedimiento de licencias obligatorias.

“Hemos suscrito un convenio con un laboratorio canadiense cosa que, si se logra la liberación de la patente para Bolivia, sería exclusivamente para el país, podríamos tener la autorización para comprar hasta 15 millones de dosis durante dos años al laboratorio sin que éste tenga que pagar la patente”, aseveró.

Asimismo, recordó que la campaña que Bolivia lleva adelante para la liberación total de las patentes.

Comentarios