Escucha esta nota aquí

Los expresidentes, Jorge Tuto Quiroga y Carlos Mesa pidieron por separado un juicio contra los exmagistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), contra Evo Morales, los exvocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los 12 legisladores del MAS que presentaron el recurso para permitir la repostulación de Morales por cuarta vez.


“Quiénes deben responder son los sicarios de la democracia que son los exmagistrados del Tribunal Constitucional, los parlamentarios que presentaron el pedido, los vocales del Tribunal Supremo Electoral y el propio Evo Morales que deben responder y reponer el gasto que se realizó en las elecciones”, dijo Quiroga en conferencia de prensa y más tarde lo ratificó en el Streaming de EL DEBER.


Carlos Mesa también se pronunció y dijo que el fallo puso en evidencia las violaciones contra la democracia en Bolivia y al igual que su antecesor pidió procesar a Evo Morales.


“Corresponde juicio a quienes, como Morales, en su ambición usaron tal falacia para violar la CPE y burlar la decisión del pueblo el 21F”, dijo a su turno en el Streaming de EL DEBER.


En las últimas horas, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) hizo público el fallo de sus magistrados y determinó que la reelección presidencial, que había invocado el MAS, no es un derecho humano; aunque el dictámen se conoció cuatro años después que fuera planteada la consulta.


Para el Gobierno, este fallo solo puede regir para futuras elecciones, ya que la demanda era para las elecciones de 2019. El ministro de Justicia Iván Lima, mediante su cuenta personal en Twitter, aseguró que Bolivia cumple los preceptos de la opinión consultiva que fue publicada por la CIDH.


“Bolivia, mediante la Ley 1266 artículos 18 y 19 entre otros, cumple con los alcances de la Opinión Consultiva, es un tema cerrado para nuestro país”, dice la publicación de la cuenta, @ivanlimamagne. El ministro incluso abrió un grupo en Facebook desafiando al debate jurídico sobre este fallo, pero solo tuvo repercusión en tres internautas.


Las exautoridades admitieron que en este momento es imposible instaurar un proceso judicial contra los responsables porque es el MAS maneja los hilos de la justicia y el resto de los poderes del Estado y por eso habrá que esperar el momento propicio para instaurar los procesos.


Por qué Colombia


Jorge Tuto Quiroga recordó que Colombia fue el último de los eslabones que se ensayó para acudir ante la Corte IDH e impedir la reelección indefinida que habían planteado Evo Morales y 12 de sus legisladores.


Dijo que la opinión consultiva podía ser presentada por el país interesado, en este caso Bolivia o alguno de garantes de la nueva Constitución Política del Estado (CPE) que fue trabajada en el parlamento en 2009. Los garantes de la Carta Magna boliviana fueron Brasil y Colombia.


“Por eso recurrimos a los garantes Brasil y Colombia que estuvieron sentados en el Congreso en 2009 como garantes de la Constitución que mandaba una sola reelección. Cuando alguien rompe un acuerdo hay que recurrir a los garantes”, explicó.


También dijo que pidió al Gobierno de entonces, a cargo de Evo Morales, elevar la opinión consultiva a la CIDH, pero fue ignorado en su pedido; luego fue a la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y tampoco le hicieron caso y decidió acudir al Gobierno colombiano de cuyo presidente Iván Duque dijo estar muy agradecido por encargarse de la gestión ante la Corte Interamericana.





Comentarios